Elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado (SSPE) adscritos al municipio de Santa María del Río, frustraron nuevamente un intento de extorsión telefónica. Los delincuentes dijeron que tenían privado de la libertad a un menor de edad, por quien solicitaban un rescate de 80 mil pesos.

Los hechos sucedieron cuando los oficiales fueron solicitados en un domicilio del Barrio de San Juan, donde la afectada indicó que por la mañana su hijo de 16 años fue a la escuela, sin embargo, ya había pasado la hora de salida y aún no llegaba, por lo que decidió comunicarse a su teléfono celular pero no le contestó.

Posteriormente, la mamá recibió llamadas de los números 8333445037 Y 4446582051, donde el interlocutor manifestó pertenecer a un grupo delictivo y tener privado de la libertad a su hijo, por lo que tenía que reunir 80 mil pesos para su liberación.

En una de las llamadas, la mujer tuvo comunicaron con su supuesto hijo, quien le indicó que se encontraba bien y que sólo tenía que seguir las instrucciones.

Los oficiales llamaron al teléfono celular del menor y después de varios intentos lograron que les contestara, por lo que se identificaron como policías estatales, solicitándole su ubicación, siendo ésta, en un negocio de renta de computadoras.

De esta forma acudieron al establecimiento indicado, donde se encontraba el menor, quien explicó que tras recibir llamadas amenazantes, fue instruido para llegar a ese sitio y esperar nuevas indicaciones.

La familia fue reunida nuevamente y mostraron un agradecimiento hacia la corporación por la rápida intervención.

Comentar