HomeMASCOTAS¿Cómo limpiar las orejas de tu perro?

¿Cómo limpiar las orejas de tu perro?

¿Cómo limpiar las orejas de tu perro?

Limpiar las orejas de tu perro por dentro es sumamente importante, con esta acción le brindas a tu mascota una calidad de vida mejor y de mayor duración, al mismo tiempo puedes prevenir infecciones de oído y obtienes un mejor monitoreo de su salud.

Un can que reside en la ciudad va a requerir limpieza de oídos cada 15 días o una vez a la semana si tu veterinario lo indica; una mascota que pase su tiempo en campos abiertos con entornos libres de smog, polvo y tierra puede nunca necesitar un procedimiento como este.

Debes consultar a tu veterinario antes de iniciar con la higiéne ótica de tu mascota, él o ella podrán orientarte en qué producto de limpieza es el mejor para el caso particular de tu mascota, no utilices productos caseros para la limpieza.

Te recomendamos ampliamente que no utilices algodón en ninguna parte del proceso de limpieza, este material se despedaza y puede romperse en pedacitos dentro de la oreja de tu mascota y posteriormente provocar infecciones severas por exceso de humedad.

Dependiendo de las instrucciones que el veterinario te haya compartido, son los pasos a seguir al momento de la limpieza, pero este es el método estándar a seguir:

Paso 1: Asegúrate de tener los insumos esenciales para comenzar la limpieza: gasas y el líquido limpiador que el médico haya recomendado, NO USES ALGODÓN O PAPEL HIGIÉNICO.

Paso 2: Separa el pelo del oído para que el canal auditivo esté despejado en órden de que no se creen posibles infecciones después de la limpieza.

Paso 3: Coloca en el canal el producto de limpieza y masajea la base de la oreja por unos minutos, permite que el producto actúe y cuando hayas terminado limpia los excesos de producto o cerumen con una gasa seca.

Paso 4: Si al momento de retirar los excesos con la gasa, notas que el oído sigue sucio, repite la operación hasta que salga limpia; no uses la misma gasa para los dos oídos, cambia la gasa en cada operación.

Paso 5: Una vez que consideres limpio el canal, seca bien las orejas con otro cacho de gasa seco, ya que es una de las causas más frecuentes de la infección de oídos.

Compartir con
Valora esta nota

ingenioti.ch@gmail.com

Sin comentarios

Dejar un comentario