Supervisa Profepa saneamiento por derrame en Tamaulipas

Tras la fuga de hidrocarburos en un pozo de gas natural propiedad de Petróleos Mexicanos (Pemex), ubicado en Reynosa, Tamaulipas, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), supervisa los trabajos de saneamiento, remediación y caracterización de suelo.

De acuerdo con los informes, el derrame, ocurrido en las instalaciones del Activo Integral Burgos, afectó una superficie de 3.3 hectáreas de vegetación natural.

En un comunicado de prensa, la Profepa informó que desde el momento que ocurrió la emergencia, inspectores federales acudieron al lugar de los hechos para verificar que el personal de Pemex ejecutara adecuadamente el plan de respuesta al derrame de hidrocarburos.

“Los trabajadores indicaron que se registraron varias fugas, mismas que en ese momento consistían en agua congénita y condensados, con presencia de hidrocarburos. Posteriormente, el personal de la Profepa realizó una visita de inspección con el objeto de verificar el cumplimiento ambiental por parte de Pemex, donde se detectó una superficie afectada de 3.3 hectáreas de vegetación natural adyacente a una zona agrícola”, precisó.

Durante la visita se observó que la paraestatal realizó una serie de zanjas, que desembocan en fosas, a fin de captar los hidrocarburos y contener así posibles filtraciones y escurrimientos.

En una nueva inspección, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente verificó los trabajos de saneamiento que realizan dos empresas prestadoras de servicios contratadas por Pemex para el saneamiento del sitio, “que se han visto retrasadas por las condiciones climatológicas en la zona”.

“La Delegación de la Profepa en Tamaulipas continuará la verificación de las actividades con el propósito de que se efectúe la recolección y la limpieza total del sitio contaminado, así como para minimizar o limitar la dispersión del combustible”, indicó.

Comentar