Reforma energética debe impactar a la comunidad

L a reforma energética es un abanico de opciones, el impacto que se provocará es para el bien público, y Tamaulipas no será la excepción, indicó José María Leal Gutiérrez.

El secretario técnico de la Agencia Estatal de Energía, quien acudió al programa Cambios que transmitió Multimedios Tampico ayer a las 20:00 horas, subrayó que hay una serie de oportunidades para alternar con las energías fotovoltaica y eólica. Añadió que en las carreteras también hay pequeños negocios, fondas, restaurantes, hay hoteles, suites ejecutivas etcétera, que están derramando oportunidades a toda la zona.

A la emisión también acudieron Miguel Ángel Macías Pérez, rector de la Universidad Tecnológica de Altamira; Salvador Salazar Herrera, director de la Asociación de Industriales del Sur de Tamaulipas; y Julián González Álvarez, presidente de Coparmex Sur de Tamaulipas.

¿El objetivo final de la reforma es mejorar las condiciones de vida de la población?

José María Leal Gutiérrez: Afortunadamente, la reforma en sus capítulos de las leyes secundarias contempla esa parte, ya es por ley, es constitucional, que esto debe impactar positivamente en la comunidad, nosotros esperamos que a través de la generación de empleos y mejores oportunidades para los tamaulipecos se cumpla con esa parte de la ley.

También se habla de un bien público que está estrictamente ligado todo el desarrollo, el empuje que esto va a provocar a generar un bien público, entonces la expectativa del mexicano en general, es que ese bien público se refleje pronto y que los negocios que anden haciendo las grandes, medianas o pequeñas empresas impacten positivamente en el bolsillo de los mexicanos y en el caso de los tamaulipecos, entre más negocios haya en la entidad, entre más actividad económica haya, lógico que va a tener mejores beneficios el tamaulipeco.

Lo que sí hay que saber ahora es cómo integrarnos a esa dinámica, cómo poder participar aún y cuando no eres una empresa petrolera, aún y cuando no eres un ciudadano que tiene que ver con el asunto petrolero, hay que saber cómo vamos a conectarnos con todo esto, para poder alcanzar parte de todo lo que se habla en lo económico y esto yo lo veo muy sencillo.

En Eagle Ford tuvimos la oportunidad de ver que antes en las angostas carreteras que existían hacia las comunidades rurales, ahora se transita muchísimo y ha congestionado mucho el tráfico también el hecho de que transitan muchos camiones de carga, para el tema de la construcción de torres para los pozos petroleros, para el tema de ductos, para el tema de equipamiento y mantenimiento y bueno, pues ya tienen que estar ampliando las carreteras.

Pero en el corredor de las carreteras también hay pequeños negocios, fondas, restaurantes, hay hoteles, suites ejecutivas etcétera, que están derramando oportunidades a toda la zona y eso nos ha dado la oportunidad de darnos cuenta cómo empieza a detonar esto, hay talleres, hay más llanteras, hay más áreas mecánicas, etcétera.

Nosotros lo que queremos es ver cómo le hacemos de manera estructural para que podamos ir de la A a la Z ir comprendiendo cada una de las etapas, si llega una empresa, como ya es el caso de Llera, por ejemplo, en Tamaulipas, en las mesetas van a ubicar aerogeneradores para la energía eléctrica y esto nos ha dado la oportunidad de analizar qué pasa cuando llega una empresa, cómo le podemos seguir la trayectoria, desde quién vas a contratar, que sean nuestros trabajadores de la comunidad.

Vas a contratar especialistas que sean parte de los nuestros, si vas a tener alguna especie de derrama o de apoyo al municipio, hay que apoyar, si el impuesto de algunas de las zonas que estás impactando beneficia a la comunidad, todo eso se tiene que ir estudiando para nosotros de alguna manera ir enumerando todos los beneficios que está provocando en el estado.

Esa es la actividad de la Agencia Estatal de Energía; vamos a estar monitoreando y supervisando el crecimiento, el desarrollo de todo lo que se esté dando.

Con respecto a los beneficios económicos que pudiera tener el sector empresarial, ¿cuál será su principal participación?, ¿en la proveeduría, o se integrará a otros conceptos?

Julián González Álvarez: Aquí hay un sector de bienes y servicios que virtualmente en los últimos 30 y tantos años ha estado avituallando a las empresas del corredor industrial, y hablamos desde hotelería, combustibles, bienes relacionados con el empaque, seguridad industrial, etcétera.

El reto sería poder crear coinversiones y participar dentro de esa Ronda 1 que hubiera empresarios que pudieran tener la oportunidad de arriesgar, que es el punto importante.

Habrá el arribo de grandes empresas trasnacionales muy identificadas con todo lo relativo a la reforma energética –British Petroleum, Exxon- pero creo que hay espacio y hay muchas empresas mexicanas que han levantado la mano, sobre todo en Nuevo León. Ojalá en Tamaulipas haya empresarios, hay algunos que están interesados, y será un reto tener la posibilidad de participar.

Habrá que considerar que la reforma energética busca abrir ese abanico de posibilidades; la misma banca de desarrollo, Nacional Financiera, ha empezado a trabajar en ofrecer fondos que se dediquen a esta parte de la reforma energética, sobre todo en la generación de energías renovables, la eólica y la fotovoltaica.

Para la parte de extracción de hidrocarburos serán empresas contratistas secundarias las que puedan participar, y aquí hay muchas muy bien preparadas en la zona sur que han apoyado, inclusive, en la construcción de las plantas petroquímicas, que están muy identificadas, que han ido creciendo y que son consideradas de clase mundial. Es importante que haya el financiamiento para ciertos proyectos de energía renovable.

Se abre la posibilidad en la cogeneración de energía eléctrica y así como hay empresas en el corredor industrial que la generan y se la venden a Comisión Federal de Electricidad, que también haya pequeñas empresas e intermedias que aprovechando todos los beneficios que tenemos en el entorno, se dediquen a este nuevo nicho de mercado que se abre al haber cambiado los artículos de la Constitución.

A raíz de la llegada de capitales e inversión a la zona, es inminente la generación de más empleos. ¿La mano de obra está preparada y calificada para participar en este proceso?

Salvador Salazar Herrera: En el sur de Tamaulipas tenemos buena condición de mano de obra, en términos de preparación y de actitud hacia el trabajo.

Es gente que le interesa desarrollarse, realizar una carrera dentro del sector profesional, hay una actitud laboral sana; desde luego que tendría que haber adecuaciones en razón de los nuevos requerimientos de los sectores que se vayan a incorporar en el área petrolera, de las energías, de la investigación en diferentes temas.

Si el auge se da en la medida que se espera, habrá que tener mayor cantidad en algunas especialidades que ya se tienen, que ya se destaca el sur de Tamaulipas en oficios como soldadura, pailería, tuberos, en fi n, pero que habrá que pensar en cantidades mayores en esas ramas.

Hay enlaces o vínculos muy definidos, un acercamiento muy establecido, que debemos orientar con mayor puntualidad hacia los requerimientos concretos de los que estamos hablando, que tenemos que hacer un esfuerzo más específico, más puntual.

Pero las bases están dadas, hay estructura suficiente y bien preparada en la zona para ese propósito. Estamos en el camino correcto, hay esa buena comunicación, y pudiéramos afrontarlo correctamente.

Despuntarán los niveles técnico y profesional en muchas áreas, porque la actividad económica se incrementará en razón del petróleo, gas y electricidad, pero eso implicará el concurso de muchas otras actividades. Imagino que los primeros que percibirán los beneficios de este surgimiento de la actividad serán los constructores, porque hace falta una parte significativa de infraestructura en todos los sentidos, todos los órdenes de ductos, carreteras, puertos en el caso de Matamoros, que tienen que complementar esa plataforma que queremos desarrollar.

De la mano vendrán cuestiones de aprovisionamiento, de avituallamiento, de alojamiento de mucha índole. Esa es la parte más importante de la reforma; si bien es cierto, el grueso del dinero se percibe llegue a partir del petróleo y el gas, lo importante como país que debemos estar preparados es que se diversifique, que se generalice, para que los hidrocarburos sean el catalizador del desarrollo económico del país, y que no se concrete en el petróleo.

No se trata de petrolizar México, sino de entender que esos energéticos son una fortaleza de nuestro país y tendrían que ser una ventaja comparativa para capturar inversiones en otros órdenes: en la industria del acero, del papel, del vidrio, porque aquí hay la energía adecuada.

¿Cuáles son los principales aspectos de la reforma energética en materia de energía eléctrica?

JMLG: La reforma trae consigo una serie de oportunidades, en las diferentes formas de alternar con la energía; hablamos de no petrolizar exclusivamente Tamaulipas, lo hablamos con esa insistencia porque tenemos gran demanda de compañías que están aspirando a estar con nosotros en el tema de energía eólica, en el fotovoltaico que también es una de las alternativas que sin duda van a detonar mucho las diferentes zonas del estado.

La energía solar juega un rol importante en la vida de los tamaulipecos, pero también en muchas zonas de México que han estado conviviendo con esta alternativa de energía por muchos años.

En las zonas rurales, el campo ha logrado satisfacer necesidades de primer orden de energía durante muchos años en este renglón.

La energía eólica representa una gran oportunidad por la calidad de vientos que tiene Tamaulipas, y la actividad petrolera nos genera una gran oportunidad de negocios porque es la expectativa que se tiene nacional e internacional.

Seguramente las compañías que están en un nivel medio o alto en nuestras regiones, buscarán asociados estratégicos para seguir ofreciendo mejores oportunidades con mejores tecnologías.

Podemos lograr en muy corto plazo abaratar los servicios, las condiciones que tenemos de energía actual, y que podemos generar esa cultura que requerimos los tamaulipecos.

Se podrá acceder no solo a una empresa para contratar un servicio, sino a seis opciones, lo cual será una gran ventaja, y de eso se trata, de tener un abanico de opciones, mayores y mejores oportunidades.

Constitucionalmente podemos decir que todo este impacto que provocará la reforma es para un bien público, para generar mejores oportunidades de empleo.

Comentar