Pemex anuncia arranque de obras por 5 mil mdd

Petróleos Mexicanos (Pemex)  anunció el arranque de al menos seis proyectos, entre los que destacan una planta de fertilizantes, construcción de ductos y la modernización del sistema de refinación, para los cuales se ejercerán inversiones por cinco mil 500 millones de dólares en los siguientes años.

En conferencia, Emilio Lozoya, director general de la empresa, explicó que estos trabajos tienen como objetivo principal el que la empresa se mantenga como líder en el sector energético, no sólo en México sino también para poder competir en los mercados internacionales.

Del total de los cinco mil millones de dólares, al menos 50 por ciento, es decir, alrededor de dos mil 800 millones de dólares serán destinados a la construcción de cinco plantas industriales y la modernización de las ya existentes en las refinerías de Pemex.

Estos proyectos permitirán comenzar con la generación de diesel de Ultra Bajo Azufre (UBA), al pasar de 500 a 15 partes por millón, para cumplir así con la Norma Oficial Mexicana (NOM-086-SEMARNAT-SENER-SCFI-2005), es decir, con mejor calidad y menores índices contaminantes, ya que permitirá reducir la emisión de al menos 12 mil toneladas de gases de efecto invernadero a la atmósfera.

Para los trabajos se firmaron cinco acuerdos con las firmas y consorcios, como es el caso de ICA Flúor Daniel, Técnicas Reunidas, Foster Williams y Arendal, ACS y Samsung, los cuales estarán en las refinerías de Tula, Minatitlán, Salina Cruz, Salamanca y Madero.

El ejecutivo sostuvo que la modernización y la construcción de las nuevas plantas permitirán la producción de al menos 360 mil barriles de diesel UBA, lo cual además permitirá incrementar los volúmenes que actualmente elabora la empresa para el abastecimiento de la demanda nacional.

Según el directivo, la vigencia de los contratos comenzará el 17 de septiembre, los cuales se ejecutarán en dos etapas.

Informó que la primera de ellas tiene que ver con el desarrollo de la ingeniería a detalle, mientras que la segunda ya implica la edificación de la nueva infraestructura.

“Esperamos tener las plantas de producción de diesel del Ultra Bajo Azufre, a finales de 2017. De hecho, los cinco proyectos suponen la creación de 12 mil empleos directos en la fase de construcción y un estimado de 31 mil empleos indirectos en las localidades de la refinería, así como el impulso de su demanda local, de equipos, materiales y servicios”, dijo el directivo.

Del mismo modo, hizo referencia a la adquisición y al inicio de obras para la adecuación de la planta de fertilizantes que requerirá de casi 200 millones de dólares, y que en una primer fase de 15 meses, pondrá en operación el primer tren de urea, por lo que se podría producir mil 500 toneladas de este producto al día y cinco meses después se pondrá en operación el  segundo tren que podrá elaborar casi un millón de toneladas.

Emilio Lozoya, director general dePemex, sostuvo que el anunció de la inversión es una obra estratégica para garantizar el abasto de combustibles, además de que fomentará la creación de cinco mil empleos directos y 15 mil empleos indirectos en su fase de construcción.

Mencionó además el arranque de la construcción del gasoducto Los Ramones en su fase II por más de dos mil 500 millones de dólares, y que tendrá la capacidad de mover mil 430 millones de pies cúbicos diarios de gas natural.

En el evento estuvo acompañado de los titulares de la Secretaría de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, así como por Juan José Guerra, titular de la Secretaría del Medio Ambiente.

Sobre estos anuncios Coldwell mencionó que “bajo el marco de esta reforma energética Pemex está iniciando su nueva etapa histórica como empresa productiva del Estado con el anuncio de proyectos de gran calado que contribuirán al desarrollo nacional y a la generación de empleos”.

Finalmente, Juan José Guerra, dijo que con la producción de combustibles de mejor calidad, las armadoras de camiones ya podrán traer a México nueva tecnología que permitirá eficientar el uso de los combustibles y reducir la emisión de contaminantes.

El director general de Pemex detalló que los cinco contratos de obra para el proyecto de calidad de combustibles fase diésel, para las refinerías de Madero, Salamanca, Minatitlan, Salina Cruz y Tula, representa una inversión de dos mil 800 millones de dólares, con miras a estar listas en 2017.

Los contratos para la mejora de las refinerías fueron firmados por ICA, Foster Williams y Arendal, Tecnicas Reunidas, ACS y Samsung Engineering.

A su vez, el director general de Pemex Refinación, Miguel Tame Domínguez, dijo que el proyecto incluye, en el caso del diésel, cuatro nuevas plantas hidrodesulfuradoras de diésel, cuatro productoras de hidrogeno, tres recuperadoras de azufre, cuatro de tratamiento de agua magra y cuatro unidades regeneradoras.

Comentar