Padres de normalistas rompen diálogo con PGR, piden a Peña Nieto sea el interlocutor

Ciudad de México,  (SinEmbargo).– El ultimátum de los padres de los 43 desaparecidos de Ayotzinapa venció anoche, y la respuesta del gobierno fue quedarse mudo.

La petición de licencia del Gobernador de Guerrero, Ángel Aguirre Rivero, no apaciguó el fuego en el estado ni aceleró los tiempos para que las autoridades respondieran cuál es el paradero de los 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural Isidro Burgos, desaparecidos hace casi un mes, lejos de esto, la Procuraduría General de la República (PGR) busca la manera de ligar a los normalistas con el crimen organizado, según criticaron activistas e incluso sus padres, quienes rompieron con la dependencia.

Al mismo tiempo, la Unión de Pueblos Originarios de Guerrero (UPOEG) encontró en las nueve fosas localizadas el jueves en la zona conocida como Loma del Zapatero, en Iguala, una mochila, lapiceros, una playera de una secundaria técnica, huaraches, zapatillas y zapatos.

Los padres de familia y compañeros de los 43 estudiantes rompieron el diálogo con la PGR y con su titular, Jesús Murillo Karam, por considerar que no es un interlocutor serio y no creen en la información que les ha dado, por lo que exigieron que sea el propio Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, quien los reciba.

El rompimiento se dio al cumplirse las 48 horas que los padres dieron de plazo a la dependencia para que diera a conocer avances.

La línea de investigación que se sigue debe redireccionarse, exigieron, pues se está tratando de desvirtuar con acusaciones como las de que los alumnos ausentes tenían nexos con el crimen organizado.

En conferencia de prensa, realizada en la Normal Rural de Ayotzinapa, los familiares de los estudiantes desaparecidos y los alumnos de esa escuela comentaron a la prensa que no se volverán a sentar con las autoridades hasta no ser recibidos por el Presidente Peña Nieto.

También, en entrevista con SinEmbargo, el vocero de los padres de familia, Manuel Martínez, anunció que están definiendo las siguientes acciones que darán en su exigencia de justicia y para que sus hijos aparezcan.

Plantearon que la solicitud de licencia de Aguirre “no soluciona nada” y no les regresará a sus hijos y compañeros, por lo que también solicitaron que las autoridades investiguen a los gobiernos municipales y estatales no sólo por la tragedia del pasado 26 de septiembre, sino desde los hechos del 12 de diciembre de 2011, cuando fuerzas federales y locales atacaron una manifestación de los normalistas de esa escuela, asesinando a dos de sus alumnos y a un civil.

 

Comentar