Familiares entregan a Alondra Díaz para su posible traslado a Texas

Alondra Díaz fue entregada ayer por sus familiares al juzgado de primera instancia civil de Los Reyes, Michoacán, con la finalidad de que sea trasladada a Texas, en donde reside su madre Dorotea García, quien la buscaba desde hace varios meses.

 

AGENCIAS.-Por la noche, la Procuraduría General de Justicia de Michoacán Alondra Díaz determinó que no podrá ser trasladada a Estados Unidos hasta que Dorotea García, quien asegura ser su madre, esté en el país y se  compruebe por exámenes de ADN su consanguineidad.

La procuraduría del estado dispuso tres medidas cautelares para salvaguardar la integridad  de Alondra, luego de que ni el juzgado primero civil con sede en Los  Reyes, Michoacán, ni la autoridad ministerial dieron a conocer información oficial sobre el estatus institucional de la menor.

La  dependencia estatal solicitó acreditar la identidad de los parientes,  aplicar exámenes de ADN y determinar que  la menor no haya sido víctima de algún ilícito.

En tanto se cumplen con estas medidas, la menor  estará con su abuela paterna en Los Reyes y bajo tutoría de la  Procuraduría de la Defensa del Menor, dependencia perteneciente al DIF de Michoacán, hasta el momento en que llegue la madre de Alondra.

En el transcurso del día, el padre de la niña, Reynaldo Díaz, dijo en principio que la entregaría a la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Jalisco (CEDHJ), institución que funcionaría como instancia mediadora; pero cambió de parecer y finalmente la entregó a familiares suyos para que la llevaran directamente a Michoacán, desde donde se prevé se gire la orden para su repatriación a territorio estadounidense y encontrarse con su madre.

El progenitor de Alondra procedió así para evitar cualquier acción legal en su contra, según explicaron sus familiares.

El pasado 16 de abril, por un error de las autoridades, otra menor –Alondra Luna— fue sacada por la fuerza de la escuela y trasladada a Estados Unidos. Después de realizarle una prueba de ADN se dieron cuenta de que no era la niña buscada.

Alondra Díaz, la niña del verdadero caso, había sido sustraída de Texas por su padre, hace ocho años.

La menor fue entregada a las autoridades judiciales de Michoacán, al presentarse con ella sus abuelos paternos para que las autoridades mexicanas la repatríen.

La juez de primera instancia civil del juzgado de Los Reyes, Cintia Elodia Mercado, declaro que en el caso de Alondra Luna ordenó su presentación de manera equivocada porque su labor no es investigar.

Luego de que las pruebas de ADN demostraron que Alondra Luna no es hija suya, Dorotea García reinició su búsqueda. Alondra Díaz fue hallada viviendo con su padre Reynaldo.

La madre había señalado a los medios que decidió terminar su relación con Reynaldo porque presuntamente el padre de la menor la amenazaba y maltrataba, pero comentó que no presentará cargos contra Reynaldo Díaz, pues se trata de una persona que ha tratado muy bien a la menor.

La niña dijo en declaraciones a un noticiero que su padre “se esforzaba para que yo pudiera tener lo mejor, que pudiera tener un estudio, que pudiera llegar hacer alguien en la vida”.

Al enterarse de que la Interpol buscaba a su hija, huyó con ella de Tlajomulco, a otro municipio de Jalisco, que las autoridades prefirieron no dar a conocer.

Comentar