En EU las elecciones intermedias traerán “más de lo mismo”

Nueva York. En las elecciones intermedias de Estados Unidos, el pueblo más espiado y encarcelado del mundo, que padece la mayor desigualdad económica desde la gran depresión, ejercerá su “libertad” fundamental del voto y casi nada cambiará a nivel nacional.

En las elecciones convocadas para el 4 de noviembre, técnicamente está en juego toda la Cámara de Representantes y aproximadamente un tercio del Senado, además de algunas gubernaturas estatales (las dos más importantes, Florida y Texas).

En los hechos, casi todos los que ocupan curules en el Congreso serán relectos, a pesar de que el Poder Legislativo registra el índice de aprobación más bajo en tiempos modernos –13.4 por ciento (promedio de las principales encuestas)– y está por convertirse en la legislatura menos productiva en la historia.

Comentar