En 2015, ‘los recursos de la gente para la gente’: Videgaray

Bajo la premisa de que la prioridad de Enrique Peña Nieto en materia económico-financiera es que “el dinero de la gente se vaya a la gente”, el secretario de Hacienda, Luis Videgaray Caso, sentenció que el año entrante México fortalecerá su tendencia de crecimiento “en un entorno de estabilidad e inclusión social, sin gastos burocráticos y con mayor dinamismo en la inversión pública.

Ante el pleno del Senado, Videgaray Caso resaltó en su primera intervención que gracias al trabajo de todos los mexicanos, nuestro país ya crece a una tasa de 4.22% anualizada, el crecimiento más alto de un segundo trimestre para los países miembros de la OCDE; repuntan las exportaciones al 8.2%; y el empleo lo hace al 3.7% a agosto, es decir, se han generado 600 mil plazas formales, aseguró.

Compareció el titular de las finanzas públicas en la Cámara Alta, en el marco de la glosa del Segundo Informe Presidencial, en donde aseguró que en este año “el gasto de operación del gobierno se ha contenido y el de la burocracia sólo ha crecido en 1.8%”, lo que significa que “el gobierno de la República tiene claras las prioridades: Destinar los recursos de la gente a lo que la gente demanda y necesita, no a incrementar el tamaño de la burocracia”, insistió.

Para el año entrante le dijo a los legisladores, pondrá en marcha inversiones importantes en su política de gasto, algunas de ellas ya incluidas en las reformas aprobadas por el Congreso. Ratificó que no se proponen nuevos impuestos y de hecho no habrá propuesta de Miscelánea Fiscal “ni ningún cambio a los ordenamientos tributarios vigentes”.

Luis Videgaray sostuvo, es más, que el proyecto de Presupuesto previsto para el tercer año del gobierno de Enrique Peña Nieto, blinda los 4.6 billones de pesos que se ejercerán. Para ello y por primera vez, comentó, se presentan instrumentos innovadores en materia de transparencia y entrarán en vigor algunas medidas de responsabilidad hacendaria, como topes al señalado gasto corriente.

El armado del Paquete Económico para el año entrante, remató Videgaray Caso, se da ante el reto que implica la reducción de los ingresos petroleros y el alza de los no petroleros. “Gracias a la utilización de la política contracíclica, dijo, el gasto de inversión se mantendrá en niveles altos mientras que el gasto corriente y de operación no crecen, e incluso este último, baja en términos reales”, anticipó

Comentar