Diputados de QR avalan fast track contratar deuda de $1,000 millones

El Congreso local aprobó una solicitud del gobernador Roberto Borge Ángulo para contratar nuevos créditos bancarios por mil millones de pesos y restructurar la deuda pública de casi 14 mil millones de pesos. Con el nuevo préstamo la deuda pública asciende a 14 mil 727 millones 991 mil 143 pesos.

La solicitud incluyó tres decretos: el primero autoriza al secretario de Hacienda, Juan Pablo Guillermo, contratar un nuevo crédito por mil millones de pesos, que serán destinados a fortalecer educación, salud y seguridad, entre otros rubros.

El segundo autoriza una restructuración a la deuda contratada en 2012 por la administración de Borge Angulo, con lo cual un débito a corto plazo se convierte en largo plazo por 3 mil millones de pesos. El tercero consiste en la restructuración de la deuda que dejó el ex gobernador Félix González Canto, por 10 mil 727 millones 991 mil 143 pesos.

El dictamen ingresó el martes por la noche, 24 horas después lo aprobó la Comisión de Hacienda y Cuenta Pública y el jueves por la noche, en sesión extraordinaria, las fracciones parlamentarias de los partidos Revolucionario Institucional (PRI), Verde Ecologista, Movimiento Ciudadano y Nueva Alianza, además de dos diputados del Partido Acción Nacional (PAN), aprobaron la restructuración, mientras en el nuevo empréstito ya no contaron con el apoyo panista.

Los panistas que aprobaron la restructuración fueron Sergio Bolio Rosado, ex presidente estatal delblanquiazul, quien recientemente fue removido de la coordinación de la bancada en medio de cuestionamientos sobre su cercanía con el gobierno estatal, y Trinidad García Argüelles, sobre quien pesa un expediente de presuntos malos manejos cuando estuvo al frente del ayuntamiento de Lázaro Cárdenas.

Jorge Carlos Aguilar Osorio, Hernán Villatoro y Perla Tun, de los partidos de la Revolución Democrática, del Trabajo y del PAN, respectivamente, votaron contra el paquete financiero.

La deuda aumenta 75%

Aguilar Osorio afirmó que con la autorización del nuevo crédito y la restructuración quedaron comprometidas las participaciones federales en más de 200 por ciento. Con esta nueva autorización la deuda se incrementó en 75 por ciento y no se ven carreteras u hospitales, o inversión en educación, dijo.

La diputada federal panista Alicia Ricalde Magaña recordó que en agosto pasado la calificadora Fitch Ratings mantuvo en observación negativa la calificación a la calidad crediticia de Quintana Roo, porque algunos de los financiamientos adquiridos corren el riesgo de ser declarados en incumplimiento.

En las redes sociales, sobre todo en Facebook, los usuarios condenaron el nuevo endeudamiento y algunos preguntaron si se trata del año de Hidalgo.

Comentar