Condena el Papa la especulación con los alimentos y denuncia el derroche

El papa Francisco condenó este jueves la especulación sobre los alimentos básicos y la codicia de ganancias, al afirmar que socavan la lucha global contra la pobreza y el hambre.

En una conferencia de la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre nutrición, el Papa llamó a los países ricos a compartir su riqueza y denunció el derroche, el consumo excesivo y la distribución desigual de la riqueza.

Duele constatar además que la lucha contra el hambre y la desnutrición se ve obstaculizada por la prioridad del mercado y por la preminencia de la ganancia, que han reducido los alimentos a una mercancía cualquiera, sujeta a especulación, incluso financiera, dijo Jorge Mario Bergoglio a delegados de más de 170 países.

El primer pontífice de América Latina ha vuelto la defensa de los pobres un eje central de su papado, atacando al sistema económico global como insensible.

Francisco, quien era conocido como el obispo de los barrios pobres en su nativa Buenos Aires por sus visitas frecuentes a estos lugares, ha invitado a personas sin hogar de Roma a comer con él y recientemente pidió que construyan duchas cerca del Vaticano para que las personas sin hogar pudieran bañarse.

El Papa dijo a los delegados que la necesidad de una distribución más justa de los alimentos no puede permanecer en el limbo de la teoría. Las guerras, la sospecha mutua entre países y algunas políticas económicas han dañado más a los pobres, señaló.

Condenó la paradoja de la abundancia, puesto que se producen globalmente suficientes alimentos para todos, pero no todos pueden comer.

En la conferencia, la reina Letizia, de España, aseguró que la nutriciónno es sólo un imperativo moral, sino también una medida sensata desde una óptica económica.

Comentar