Banxico mantiene en 3% la tasa de interés interbancaria

La junta de gobierno del Banco de Mexico,  decidió mantener en 3% la tasa de interes interbancaria, a un día al argumentar que esa postura monetaria es congruente con la convergencia de la meta de inflación de tres por ciento.

En el anuncio de política monetaria, el instituto central reconoció que la actividad económica de México mostró una moderada recuperación durante el tercer trimestre del año.

Gran parte de esta reactivación de la actividad se explica por el dinamismo de la demanda externa, aunque también la parte interna ha mostrado una mejora respecto a la evolución que mostró en los primeros dos trimestres del año.

El Banxico explicó que pese a la intensificación de los riesgos a la baja para el crecimiento de la economía mundial, las perspectivas de la evolución del Producto Interno Bruto (PIB) de Estados Unidos, junto con las reformas estructurales recientemente aprobadas, hace que el balance de riesgos para la actividad productiva de México se mantenga igual respecto a la decisión anterior de política monetaria (en mejora).

Sobre la inflación, el instituto central insistió en que ésta cerrará alrededor de 4% en 2014, y que al inicio de 2015 presentará una disminución importante, será a mediados del próximo año cuando converja hacia su objetivo permanente de tres por ciento.

Añadió que aunque existen riesgos que pudieran provocar una tendencia al alza en la inflación, como la volatilidad y en consecuencia la depreciación cambiaria, así como los aumentos a los salarios, también los hay hacia la baja como la disminución de precios en los servicios de las telecomunicaciones y una evolución de la actividad económica menos dinámica de lo previsto.

“Teniendo en cuenta lo expuesto, la junta de gobierno ha decidido mantener en 3% el objetivo para la tasa de interés interbancaria a un día, en virtud de que la postura monetaria es congruente con la convergencia eficiente de la inflación a la meta de 3%”, detalló el banco central del país.

Reiteró que vigilarán la evolución del grado de holgura en la economía ante la recuperación prevista, lo que incluye el posible impacto de la implementación de las reformas estructurales y la postura monetaria relativa de México frente a la de Estados Unidos.

Comentar