A prisión, 2 coroneles que torturaron al padre de la presidenta de Chile

El juez especial Mario Carroza dictó este viernes tres años de cárcel a dos coroneles retirados de la Fuerza Aérea de Chile, Édgar Ceballos y Ramón Cáceres, por aplicar torturas al general del aire Alberto Bachelet, padre de la presidenta Michelle Bachelet.

El general Bachelet, leal al entonces derrocado presidente socialista Salvador Allende (1970-1973), murió en 1974, en una cárcel de Santiago, de un paro cardiaco, tras ser apremiado por otros militares.

El magistrado determinó que Bachelet fue sometido a tratos crueles, inhumanos y degradantes por oficiales de la institución que se desempeñaban en dicho lugar como interrogadores, durante su cautiverio en la Academia de Guerra de la aviación.

Ceballos y Cáceres fueron sometidos a proceso penal en julio de 2012, pero Carroza dejó fuera del caso a Fernando Mathei, ex comandante en jefe de la aviación militar, padre de la ex candidata presidencial por la derechista Unión Demócrata Independiente, Evelyn Mathei, quien perdió la elección frente a la gobernante.

La presidenta Bachelet no hizo declaraciones sobre la condena de los coroneles en retiro, que aún puede ser apelada en días próximos.

El portavoz oficial del gobierno, Álvaro Elizalde, consideró que la pena impuesta por el juez representa unaavance hacia la verdad, y dijo tener la expectativa de que la decisión sea valorada como señal para todas las familias que siguen bregando por verdad y justicia sobre sus seres queridos.

Al enterarse del veredicto, Ángela Jeria, esposa del general Bachelet y madre de la mandataria, dijo sentirmucha tranquilidad, porquenosotros no pedimos nada más que la verdad.

El abogado Cristian Cruz, querellante por la Agrupación de Familiares de Ejecutados Políticos, elogió la decisión de la justicia.

Durante la dictadura militar encabezada por el fallecido general Augusto Pinochet unas 3 mil 200 personas fueron ejecutadas o desaparecidas, según informes oficiales elaborados después de la salida del dictador golpista. Otros 35 mil prisioneros fueron torturados por agentes del Estado.

Comentar