Caen tres presuntos secuestradores

Luego de que este pasado fin de semana se denunciara el Secuestro de una mujer en las inmediaciones del Municipio de Moctezuma, y por cuyo rescate los facinerosos exigieran 500 mil pesos, de los que al final aceptaron una cantidad menor, elementos de la Unidad Especializada en Combate al Secuestro de la Procuraduría General de Justicia del Estado lograron la captura de tres presuntos involucrados.

La detención de los presuntos plagiarios se logró gracias a las investigaciones exhaustivas de la Unidad Especializada en Combate al Secuestro (UECS), quienes en todo momento estuvieron  apoyando a los familiares de la víctima.

Luego de dos días de estar secuestrada, por la madrugada la víctima fue liberada, entonces los agentes rodearon la zona donde ya se presumía tenían a la mujer,  a kilómetro y medio al Sur de la carretera que comunica los Municipios de Moctezuma y Villa de Arista.

En ese lugar, con las precauciones que el caso ameritaba, los agentes se acercaron a un vehículo sospechoso varado a la orilla de la carpeta asfáltica, sorprendiendo al interior de la unidad tres individuos jóvenes, que luego de ser llamados a una revisión y entrevistarlos por separado, en nada coincidieron sobre su sospechosa estancia en ese sitio a esas horas de la noche, terminando por confesar ser los autores del Secuestro de una mujer.

Entre sus pertenencias les fueron encontradas grandes cantidades de dinero que dijeron, era parte del que les había tocado en la repartición que se hizo por el pago del rescate de la mujer plagiada,  por lo que al igual que la camioneta GMC Silverado tipo cabina y media, color guinda, modelo 1989, y placas TM-43846 fueron puestos a disposición del Agente del Ministerio Público.

En el cuestionamiento sobre la privación de la libertad de la Victima, los indiciados a los cuales se les identifica como Jesús alias “El Chuy”, José, alias “El Flaco” y Tomas “El Purricho”, confesaron haberla interceptado sobre el camino que conduce a su domicilio, luego de  que había salido de sus labores.

Siguiendo a la víctima con su trayecto, ellos  a bordo de la camioneta en que fueron sorprendidos, la esperaron en un sitio solitario y luego, en el mismo vehículo de ella, la condujeron hasta el monte dentro del mismo poblado, donde la mantuvieron cautiva hasta que se recibió el pago por su rescate.

 

Comentar