Aclaran muerte de sexagenario en Tancanhuitz

La Policía Ministerial del Estado de la zona huasteca Norte rindió un informe dirigido al Agente del Ministerio Público de ese lugar, en el que detalla las averiguaciones que hasta ahora se llevan en relación a la muerte de Rosendo Martell García de 65 años de edad, a quien le fue encontrado un cable eléctrico insertado en su pene.

De este hecho, del cual se dio a conocer con fecha 19 de agosto del año en curso, y que tuvo lugar en la Comunidad de Tamaletón perteneciente al Municipio de Tancanhuitz, en su momento se especuló sobre una posible agresión en contra del ahora occiso y se trataba de encontrar un posible culpable.

Sin embargo al continuar con las investigaciones se encontraron evidencias de que el mismo finado pudo haberse insertado el cable para conducción eléctrica, como le fue encontrado por personal médico tanto del Centro de Salud en Tancanhuitz, como en el comunitario de Aquismón y el Hospital General de Ciudad Valles.

Personal médico de las diferentes instituciones que se señalan, coinciden en que no hubo violencia para la introducción del cable a esa parte del cuerpo del hoy occiso, lo cual descarta la presunción de que la víctima había sido torturada de esa manera.

Sus familiares más cercanos entre los que destacan sus hermanos, también suponen que Rosendo podría haber utilizado ese método para estimularse ya que además nunca le conocieron pareja alguna. Mientras que por otra parte y como complemento de las investigaciones ministeriales, entre sus pertenencias en su domicilio, específicamente en el cuarto en que dormía, encontraron más cable con las mismas características del que le sustrajeron de órgano masculino.

Y un pedazo de alambre localizado oculto dentro de una bolsa de ixtle, fue presentado a los médicos y enfermeras que lo atendieron, identificándolo como sobrante del que le fue sustraído al hoy finado.

Comentar