Mexicanos podrían justificar estancia en Estados Unidos

Jeffrey Passel, del Pew Research Center, consideró viable que cinco de cada seis mexicanos con estancia no autorizada en Estados Unidos justifiquen su permanencia, a partir de lo que llamó una acción ejecutiva potencial.

Al exponer un panorama de las nuevas tendencias y el cambio en los flujos migratorios en las décadas recientes, desde México hacia  Estados Unidos, opinó que “Barack Obama posiblemente decidirá en este sentido tras las elecciones legislativas de noviembre”.

Como parte del VI Seminario InternacionalMigración en los Albores del siglo XXI, en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Passel citó cifras del Pew Research Center, según las cuales uno de cada 10 mexicanos en el exterior reside en la Unión Americana.

De ellos, se calcula que 5.9 millones no tienen estancia autorizada y, en total, 52 de cada 100 son considerados indocumentados por las leyes estadounidenses, detalló un comunicado de la UNAM.

Hasta 1990 radicaban principalmente en California, Texas, Illinois y Arizona; hoy, habitan en 25 entidades federales, algunas sin presencia extranjera en más de un siglo, subrayó.

De acuerdo con el experto, dos millones son padres de niños originarios de aquel país, 525 mil viven con sus hijos mayores nacidos en territorio mexicano y un millón 600 mil son adultos sin descendencia, con más de una década de residencia.

Asimismo, un millón son adultos con menos de diez años de vivir en ese país, 400 mil son menores de edad y 350 mil pueden beneficiarse de la Consideración de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés).

En la apertura del foro, Verónica Villarespe Reyes, directora del Instituto de Investigaciones Económicas (IIEc), refirió a su vez que los flujos actuales son complejos y responden a la crisis estructural global de 2007-2009, con efectos persistentes en la mayoría de las economías.

Comentó también que la deportación de un adulto migrante no autorizado afecta a más de una persona, en su mayoría infantes ciudadanos de Estados Unidos. Es necesario mirar desde otras ópticas al fenómeno.

Comentar