Evalúan llevar a otro tribunal la batalla por el alivio migratorio

El Gobierno de Estados Unidos evalúa llevar la batalla legal de las medidas ejecutivas sobre migración del presidente Barack Obama a la Corte Federal de Apelaciones del Quinto Circuito, situada en Nueva Orleans.

De acuerdo con una fuente del Departamento de Justicia, en los próximos días se tomará la decisión del Departamento de Justicia, que ya avisó de que recurriría a la Corte de Nueva Orleans si se retrasaba la decisión del juez federal de Texas Andrew Hanen, que hace casi un mes suspendió temporalmente las medidas ejecutivas sobre migración de Obama.

El lunes, el magistrado decidió posponer la decisión sobre el recurso de urgencia presentado por el Gobierno, que busca suspender el fallo del juez y así aplicar el alivio migratorio para alrededor de cinco millones de indocumentados que contemplan las medidas de Obama.

El juez apeló a la “gravedad” de las acusaciones hechas por los 26 estados demandantes para citar a una audiencia el próximo 19 de marzo a funcionarios federales que presuntamente habrían comenzado a implementar las medidas de forma ilegal, según sostienen los demandantes.

Los funcionarios federales tendrían que responder en esa audiencia a preguntas sobre los 100 mil permisos de trabajo otorgados a beneficiarios de la ampliación de la Acción Diferida (DACA), un programa de 2012 que, desde entonces, ya ha evitado la deportación de más de medio millón de jóvenes y que Hanen suspendió.

Ahora, según la fuente de Justicia, el Gobierno se debate entre acudir a esta audiencia o directamente recurrir la suspensión de las medidas migratorias a una instancia superior, en este caso el Tribunal de Nueva Orleans, con jurisdicción sobre Texas, considerada una de las más cortes más conservadoras del país.

El pasado 16 de febrero, Hanen suspendió temporalmente las medidas ejecutivas sobre migración tras la demanda interpuesta por Texas y otros 25 estados, en su mayoría republicanos, que alegan que Obama se extralimitó en sus poderes al aprobar el paquete de medidas migratorias.

El fallo del magistrado afecta a la ampliación del programa DACA para jóvenes indocumentados.

Relación entre Obama y los republicanos, en su peor momento

WASHINGTON.- Las relaciones entre el presidente Barack Obama y los republicanos en el Congreso han llegado a un nuevo nivel de detrimento.

Existe poca comunicación directa entre Obama y los líderes republicanos en el Capitolio desde que ese partido tomó control total del Congreso en enero. Obama ha amenazado con vetar más de una decena de propuestas de ley republicanas. Y el presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner, hizo enfurecer a la Casa Blanca al invitar al primer ministro israelí Benjamin Netanyahu para que hablara ante el Congreso sin consultar primero con el Gobierno.

El mandatario ha erosionado la confianza de los republicanos al eludir al Congreso con acciones ejecutivas, en especial en los temas de cobertura médica e inmigración, donde tomó medidas incluso ya en 2012 para extender las demoras en las deportaciones y emitir permisos de trabajo para cientos de miles de jóvenes inmigrantes que están sin permiso en el país.

Pero es la disputa sobre las importantes negociaciones nucleares de Obama con Irán la que tal vez haya dañado permanentemente la relación.

Comentar