El Gobierno investigará el traslado de inmigrantes en camión en Canarias

La delegada del Gobierno en Canarias, María del Carmen Hernández Bento, ha calificado de “inaceptable” el traslado en un camión de un grupo de inmigrantes que arribaron este miercoles en patera a una playa del sur de Gran Canaria y ha anunciado una investigación. Por su parte, el presidente del Gobierno canario, Paulino Rivero, ha calificado de “bochornoso” el incidente y ha pedido una explicación al Ministerio de Interior.

Hernández Bento se ha mostrado “bastante disgustada” por cómo el Cuerpo Nacional de Policía decidió trasladar a los inmigrantes. Por ello, según ha indicado en declaraciones a la Cadena SER, ha solicitado un informe por escrito, al considerar que la imagen no le parece que “se justifique de ninguna manera”.

“No me parece correcto. No es aceptable. Por eso he pedido un informe por escrito”, ha insistido en declaraciones a los medios de comunicación. La delegada del Gobierno ha subrayado, además, que en “ningún caso” fue consultada sobre este asunto, pues si así hubiera sido, “nunca lo hubiera permitido”, ha recalcado.

Según informó la delegada, la decisión de utilizar un camión se produjo porque los inmigrantes se encontraban en una zona de difícil acceso, y apuntó que, en todo caso, sólo fueron llevados en ese vehículo hasta el faro de Maspalomas, donde ya pudieron acceder el resto de coches de emergencia.

Tras llegar a la costa, el grupo de 21 inmigrantes tuvo que permanecer en la playa entre las 09.00 y 15.00 a la espera de un traslado, ya que Cruz Roja decidió en un primer momento activar su protocolo por el virus del ébola debido a que varios de los afectados presentaban fiebre.

En este plan de actuación, Cruz Roja avisó a la Dirección General de Salud Pública del Gobierno de Canarias que llegó al lugar, para hacer la valoración pertinente, sobre la una de la tarde. Finalmente, no se activó el protocolo por ébola del Ejecutivo regional.

Al respecto, la delegada del Gobierno en Canarias ha apuntado que el “protocolo funcionó”, si bien reconoció que “fue lento”. No obstante, no ha querido entrar a valorar lo ocurrido a pesar de que los inmigrantes tuvieron que esperar en la playa durante cuatro horas para que le aplicaran la encuesta epidemiológica que tiene establecida el Ejecutivo autonómico para decidir si se activa o no el citado protocolo.

“Poco que valorar son las horas que se tardó. Son situaciones delicadas. Estuve en contacto con la consejera y culparnos uno a los otros tampoco me parece la manera”, concluyó.

Comentar