Historia y Respuesta: Vecino de San Luis Potosí, Zacatecas, estrena nuevo Gobernador

Por Miguel Ángel Aguilar/Kriptón.mx

En la historia de las gubernaturas zacatecanas mucho se ha de decir de los grandes despilfarros, de simulaciones y corrupciones a gran escala, de inauditas jornadas de fraudes y represiones, también de hombres honrados, de gestas heroicas, de famas bien calibradas con el populacho que esperaba resultados y les dieron pan y circo, leyes para respetar, acatar, depravar.

David Monreal Ávila fue persistente y logró arribar al escalón mas alto del servicio público y acompañado de diversos segmentos importantes de la sociedad zacatecana que harta de la apariencia tiene modales y modos para acatar la mayoría, acaso, pecando de modestia.

Enturbiada la política zacatecana por la excesiva violencia y poniéndola en el top de los estados mas peligrosos del país y quizás del continente, tal vez se pongan en marcha políticas que despierten el letargo y despabilen el potencial de la alegría que la juventud zacatecana tiene en todos los rubros, en el campo, en las fábricas, en las universidades, en los barrios querendones.

En la historia de Zacatecas abundan los gobernadores de mucha pieza para robar, de la gran demagogia como pan de diputados, senadores y presidentes municipales, turba de presuntos moderadores de fiestas cívicas y cimientos de la petulancia, la arrogancia como bandera y el envanecimiento de la austeridad, para darle fiesta a una runfla de vividores a gran escala, limosneros de frac entre banqueros astutos y demoledores de finanzas sanas y servideras de la pobreza centenaria.

David Monreal Ávila, 17 letras en su nombre: es proclive al renombre y al éxito económico, al haber nacido el 22 de marzo de 1966, todo se conjunta para triplicar que depara triunfo, , dominio, liderazgo, espíritu precursor, usando el potencial de su natalicio maestro para funcionar muy bien en el mundo material y con el deber de cuidar sus emociones y el aspecto práctico de las cosas.

Debe ser universalista, es decir, nunca olvidar contribuir siempre al bien general. Que fue nervioso y tenso requiriendo mucho descanso, siguiendo sus corazonadas.

Desde el primer gobernador constitucional  de 1825 José María García Rojas que impuso orden ante los saqueos de los bienes mostrencos, pasando en 1829 por el gobernador mas querido en toda la historia local como a “tata pachito”, el gran Francisco García Salinas que impuso un estilo que fue seguido por el gobernador guerrero Jesús González Ortega en 1859, dando pie a la buena fama de la defensa a ultranza de los derechos de la plebe, resguardar la vida, la honra de la casa protegida con pan, leña, armas y libros.

González Ortega tuvo mucho que ver en nuestro San Luis, llegó a ocuparla militarmente, hasta gober se erigió por unos meses, ponía a otros, quitaba o desterraba a los cobardes.

Lo mismo el flaquísimo Pánfilo Natera que en dos ocasiones como gobernador logró lo que se esperaba: la reconciliación, el orden financiero, la salud en las finanzas públicas, la humildad como portento y no como careta.

El Gobernador Monreal está en una de sus etapas más importantes de su vida, se habla de una gran comunión y del fruto obtenido, la buena comunicación, la reconciliación, la unión y la compenetración, que ojalá logren del entendimiento la experiencia adquirida, la energía vital. Esperemos que si.

La población espera mucho de el. De todos. Y nosotros sus vecinos querendones.

Comentar