Más de 80 mil voces piden justicia para las mujeres

– La indignación y la impotencia se transformaron en gritos de denuncia, consignas para exigir justicia y cantos contra el machismo

 

El miedo, la indignación y la impotencia se transformaron en gritos de denuncia, consignas para exigir justicia y cantos contra el machismo, que llenaron por primera vez el Zócalo capitalino en un 8M.

Más de 80 mil voces de mujeres, niñas, niños y hombres se sumaron al grito de “justicia”, con demandas diversas, pero un objetivo común: terminar con la violencia de género.

–Por eso es que le digo a mi tío, ¿Tú crees que no vale la pena? –, le dijo una joven de 16 años a su madre, luego de escuchar el testimonio de una madre cuya hija fue asesinada por su pareja.

En el Monumento a la Revolución, aunque faltaban más de dos horas para el inicio de la marcha, ya había cientos de mujeres agrupadas, vestidas de morado, negro y blanco, con pañoletas verdes y violetas.

Daniela Villanueva, acompañada de su hijo y su hija, asistió motivada por lograr que haya “un espacio seguro dentro del sistema”.

Feminista desde hace 15 años, decidió ser madre, pero espera que el sistema patriarcal termine y que no sea éste el que les defina lo que sus “hijos deben ser”.

Muchas niñas asistían por primera vez a una marcha, de la mano de sus madres y familiares, con pancartas con la leyenda “quiero crecer sin miedo”.

Con un conteo regresivo arrancó la vanguardia en punto de las 14:00 horas, desde la esquina de Reforma y Juárez. La movilización la encabezaron familiares de mujeres asesinadas y desaparecidas.

Durante 2.5 kilómetros de recorrido se escucharon consignas contra el machismo: “mujer, hermana, si te pega no te ama”, “no somos histéricas, somos históricas”, “a las niñas no se les viola, no se les toca, no se les mata” o “con falda o pantalón, respétame señor”.

Comentar