La despiden luego de trabajar 25 años en el Ayuntamiento de la capital

Por José Gutiérrez Guillén

Luego de 25 años de trabajar en el municipio de San Luis Potosí, la maestra Lilia Díaz Banda fue despedida injustificadamente por la síndico municipal María Eugenia Rivera Fernández, prohibiendo su entrada a la Sindicatura a donde fue asignada ya que laboraba en el DIF municipal.

Por lo que, ejercitó su derecho a ser reinstalada ante el Tribunal Estatal de Conciliación y Arbitraje de San Luis Potosí, bajo el Expediente Laboral No, 572/2013/M-5 el 2 de junio de este año y sin explicación alguna se omitió cubrirle los salarios devengados (tres meses) así como darla de alta en el servicio médico municipal.

Lo lamentable de esta injusticia, señaló Lilia Díaz, es que ella es quien mantiene a sus dos hijas, Sheila Patricia Palomo Rivera, quien padece incapacidad permanente total por diagnóstico de Síndrome de Silver Russell y Discapacidad Intelectual y el servicio médico municipal le otorgó la atención médica vitalicia a partir del 15 de septiembre de 2011 y su otra niña Lynett Guadalupe Palomo Rivera, quien tiene once años, les ha afectado mucho este despido injustificado.

Dijo que seguramente el cuerpo colegiado municipal y su Presidente Mario García Valdez y el Secretario General Juan Ramón Nieto navarro, son ajenos por desconocimiento de lo acontecido, por lo que buscara de alguna manera entrevistarse con ambos funcionarios para ponerlos al tanto de esta situación que considera injusta de la síndico María Eugenia Rivera Fernández.

Comentar