Existen en la zonas Huasteca y Media, 5 mil 500 policías comunitarios: Colsan

Entre la Huasteca y la Zona Media de la entidad potosina en alrededor de 400 comunidades indígenas estudiadas, se lograron detectar cinco mil 500 policías comunitarios; quienes son un cerco para evitar la filtración del crimen organizado en esas localidades, reveló el investigador especialista en pueblos indígenas, comunidades y legislaciones indígenas del Colegio de San Luis (COLSAN), Agustín Ávila Méndez.

Señaló que una estrategia aplicado del crimen organizado en distintas regiones del país, es tratar de adueñarse de los espacios y territorios locales, como pueden ser poblados y comunidades.

El investigador enfatizó que las policías comunitarias existen desde hace 300 años, mismas que juegan un papel central en la contención de la delincuencia organizada.

“Por si sólo no puede, esto tiene que ser alianzas al menos ellos cumplen su trabajo”, dijo.

Evidenció que mientras los grupos delincuenciales han logrado filtrarse en áreas urbanas, en regiones indígenas los policías comunitarios logran establecer un cerco para evitar la penetración del crimen.

Dijo que ante la negativa de los pueblos para aceptar la presencia de los criminales, ello a sido factor que genera atentados y hostigamientos hacia los pobladores del lugar.

Explicó que un policía comunitario indígena forma parte de una estructura de gobierno local, elegido por una asamblea bajo un riguroso sistema selectivo de los habitantes.

Precisó que los policías comunitarios se diferencian de guardias rurales o autodefensas porque tienen otra finalidad en favor de su pueblo.

Ávila Méndez recalcó que los gendarmes indígenas no reciben percepción salarial, ya que sus cargos son honoríficos “y por tanto, los valores, los principios, la congruencia de las palabras, es que ahí sí existe rendición de cuentas”, concluyó.

 

Comentar