Tom Hanks mandó a su hijo más rebelde a un campamento para jóvenes problemáticos

De los cuatro hijos que Tom Hanks tiene de sus dos matrimonios, tres de ellos decidieron seguir sus pasos en el mundo del entretenimiento, pero solo uno acapara titulares con frecuencia, y no precisamente por su talento profesional.

Colin, el mayor de los dos hijos que el actor que tuvo con su fallecida exmujer Samantha Lewes , es un actor muy respetado, aunque no demasiado familiar para el gran público, ha aparecido en series como ‘Roswell’ y ‘Band of Brothers’ y su hermana Elizabeth ha trabajado tanto delante como detrás de las cámaras en cine y televisión. Su hermanastro menor Chet Hanks también ha aparecido en series como ‘Empire’ y ‘Shameless’, pero es más conocido por publicar un controvertido tema titulado ‘White Boy Summer’ que celebraba a los hombres blancos, y también por sus adicciones. La primera vez que su consumo de drogas se salió de control fue cuando era un adolescente, y su familia empezó a preocuparse en serio por su futuro. Un día de 2008, el rapero y actor se despertó en la casa de sus papás en California y se encontró con un grupo de militares ‘con la cabeza rapada y aspecto de gorilas’ a los pies de su cama, que le informaron que debía acompañarlos. ‘Me dijeron: ‘Te vienes con nosotros, podemos hacerlo por las buenas o por las malas», recordó en el podcast ‘Ivan Paychecks’. Acto seguido lo metieron en un coche y manejaron nueve horas hasta Utah para alistarlo en un programa para ‘adolescentes con problemas’. Pero no funcionó.

‘Nos hacían marchar en círculos con una mochila de 80 libras a la espalda. Hay muchas cosas que pasan por tu mente en esos momentos. Estás bajo observación… Te están psicoanalizando y te están desmenuzando’, recordó sobre aquellas ocho semanas en las que durmió al aire libre e hizo todo tipo de trabajos pesados. El cantante de ‘White Boy Summer’ asegura que estuvo allí más tiempo que cualquiera de sus compañeros, a excepción de otro joven que pasó medio año, y está convencido de que en realidad no era necesario. En su opinión, sus famosos papás estaban siendo ‘manipulados todo el tiempo’ porque el campamento cobraba por día y sus organizadores sabían que los Hanks tenían recursos económicos para pagar lo que les pidieran. ‘Cuando no tienes nada con lo que ocupar tu mente más que absoluto silencio… una semana parece un mes’, afirmó Chet. Hace dos meses él celebró un año sobrio e insiste en que jamás volverá a recaer en sus adicciones. Lo que no está claro es si consiguió acercarse a sus papás. Lo último que se sabe acerca de su relación fue lo que él mismo contó a principios de este año en un video de YouTube titulado ‘La verdad de crecer como un Hanks’. En su relato, el actor de ‘Forrest Gump’ no quedó bien, porque su hijo afirmó que jamás había contado con un modelo masculino ‘fuerte’ que le enseñara a navegar la fama indirecta que había heredado junto con su apellido.

Comentar