Preocupa al ASL la gente que no podrá entrar al estadio

en medio de un ambiente de optimismo el Atlético San Luis continuó este martes con sus entrenamientos en las instalaciones de la Presa para enfrentar el próximo sábado el juego de vuelta de la final del torneo de Clausura 2015 de la Liga de Ascenso Mx. contra Dorados de Sinaloa ante quienes buscará dar la vuelta al marcador global.

 

 

En el plantel potosino no existe duda de que el próximo sábado con el apoyo de sus aficionados podrán remontar los tres goles que tienen de desventaja, tan es así que el director técnico de la escuadra local Raúl Arias señaló que su única preocupación es que mucha gente se va a perder una remontada histórica al no poder conseguir un boleto para poder estar en el estadio.

“Sabemos que es un rival muy complicado, es un marcador bastante pesado, pero si nosotros ponemos en la balanza lo que realmente es lo que nos puede preocupar, es la cantidad de gente que va a quedarse afuera del estadio y que no va a poder presenciar una remontada histórica como ha sido la costumbre de este San Luis, y eso es lo único que podría decir, estoy seguro que vamos a ganar”.

Agregó que el apoyo de los aficionados será fundamental para ejercer presión sobre el rival, pero también destacó que el mismo deberá de ser ordenado y dentro del marco de la civilidad sin que desboque en otro tipo de actos.

“Nosotros sabemos que ellos vendrán a hacer tiempo, entonces la gente deberá de apurar, a lo mejor contando los segundos del arquero, eso es vital, y que en cada momento apoyen y apoyen, que nadie se desborde tampoco, que no recurramos a otras cosas, que vayamos en contra de la violencia, solamente el apoyo deportivo, el apoyo leal, porque esa es la particularidad de esta afición”.

Mencionó que dadas las circunstancias del juego, en lugar de verlo como una situación de crisis se está analizando como la oportunidad que se buscaba para trascender, “este es uno de los partidos más emocionantes en donde nosotros en lugar de verlo como si fuera una crisis lo vemos como la oportunidad de trascender, de realmente hacer historia y de llegar a instancias importantes en la ciudad para poder satisfacer las necesidades y la ilusión que tiene de nosotros, entonces lo vemos como una oportunidad y no como un obstáculo, creo que esa visión general a contribuido mucho para que el grupo se mantenga ecuánime y con disposición”.

Dijo que para poder lograr el nuevo objetivo será muy importante que el equipo pueda dosificar la pasión y la ansiedad tal y como lo realizó en el juego de vuelta de semifinales ante Correcaminos “esta parte la hicimos bastante bien en el partido anterior con Correcaminos, dosificar la ansiedad o la pasión es un tema que el equipo ha aprendido a regular por lo que sabemos que eso no nos puede rebasar, sabemos que ellos van a venir a exasperar, ojalá nos toque un árbitro ecuánime que venga a pitar, no a favorecernos, solamente a pitar”.

Sobre este punto considero que de alguna manera el resultado que prevalece hasta el momento es un poco injusto “lo único que nos queda es hacer la remontada en casa con el apoyo de nuestra gente, y sobre todo sabiendo que ha sido muy injusto el marcador, me parece que el criterio del árbitro terminó por perjudicar y es la segunda vez que nos pasa con ese árbitro, pero creo tenemos los argumentos para remontar”.

Dijo que el equipo anímicamente se encuentra recuperado para buscar remontar el marcador “anímicamente ya lo que teníamos que llorar ya lo lloramos, lo que teníamos que quedarnos encerrados ya lo hicimos, y hoy ahora solamente trabajamos pensando que vamos a remontar, sabemos que tenemos muchas cosas que corregir y mejorar, tenemos tres meses y medio trabajando aquí y pienso que hemos avanzado mucho, tenemos la prioridad de ganar y salir adelante”.

Comentar