México y Chile firman agradable empate a cero

Chile resultó un rival demasiado serio para ser el primero de un proceso mundialista, intenso y lleno de calidad, en algo que no es común ver por el Tricolor que acostumbra sanar sus heridas mundialistas frente a selecciones de menor capacidad. Su estilo contagió al cuadro de Miguel Herrera, lo obligó a que tomara el amistoso como si se tratara de un partido oficial, para salir enriquecido, a pesar del 0-0.

Los primeros 20 minutos del partido fueron manejados con soltura por el representativo sudamericano, gracias a sus toques rápidos y a la calidad de sus jugadores encabezados por Arturo Vidal y Alexis Sánchez, en un mensaje claro de Jorge Sampaoli y su equipo de que no escatimaría en nada. México no encontró la pelota en el lapso, corrió desesperado tras ella, aunque, como punto a favor, supo cerrar su arco.

Sánchez mandó el primer aviso del encuentro desde la banda derecha con un riflazo que cruzó toda el área, que no alcanzó a desviar Guillermo Ochoa y secundó Rodrigo Millar con un cabezazo que desvió el portero del Málaga, en los únicos destellos frente al arco mexicano.

El Tricolor, por su parte, encontró respiro gracias a la intensidad de su mediocampo, en el que Héctor Herrera tomó el mando para contagiar al resto de sus compañeros. De repente todos empezaron a correr, cercaron los espacios e impidieron que Chile
le diera circulación al esférico con tranquilidad.

Giovani dos Santos, gracias a su velocidad y movilidad en el ataque, fue el jugador más incisivo, aunque careció de puntería. Se acercó con un zurdazo que buscaba el ángulo y también se le escondió el balón entre las piernas cuando el Cepillo Peralta le había dado un buen centro.

Ya en la complementaria, el partido se hizo más denso, sin que eso limitara las aproximaciones en los arcos. De nuevo los andinos fueron los que mejor inicio tuvieron, pero resultaron incapaces de sostener su nivel. Ochoa desvió un tiro de Millar.

México, en cambio, se asentó mejor a partir del minuto 60 para generar múltiples opciones de gol que desperdició. Tres de ellas, bastante claras.

En una, Miguel Ponce lanzó un pase largo que Gary Medel no midió bien; Gio tomó el balón, quedó solo, pero no se acomodó al momento de soltar el derechazo, incluso se lesionó.

En las otras dos, Javier Orozco fue el villano. Primero Oribe Peralta llegó a la línea de final, alzó la cara y le sirvió a Orozco, pero el balón le quedó atrás y no remató bien. En la siguiente, el Chuletita tiró al bulto, frente a Bravo. Dejó ir el triunfo en un duro partido amistoso.

El amistoso frente a la selección de Chile fue agradecido por el técnico Miguel Herrera y por el capitán Andrés Guardado, quienes consideraron que partidos como el de anoche sirven mucho por la calidad y compromiso que demostró el rival.

“Fue un gran partido, un buen sinodal, pero debemos seguir trabajando. El equipo demostró cosas muy buenas. Los partidos deben jugarse a esta intensidad. Se trata de hacer los goles”, comentó Herrera en conferencia.

El Piojo cree que su representativo mereció una mejor fortuna y lamentó las oportunidades que desperdiciaron Giovani dos Santos y Javier Orozco que le pudieron dar el triunfo al Tricolor.

Por su parte, Guardado comentó que “parecía un partido oficial”, que resultó benéfico tanto para el equipo mexicano como para el chileno. “Me da gusto disputar esta clase de partidos amistosos”.

“Tuvimos un par de mano a mano con el portero, desafortunadamente se fallaron. Nos vamos contentos, porque estos partidos son los que sirven”, agregó el mediocampista.

Por otra parte, La Federación  Mexicana de Futbol anunció en su cuenta de Twitter que los jugadores Francisco Javier Rodríguez y Giovani dos Santos no realizarán el viaje a Denver, donde el próximo martes el Tri se enfrentará a Bolivia. Ambos jugadores regresaron a sus clubes.

Finalmente, respecto al altercado que tuvo con el juez Juan Guzmán, al que fue a encarar en cuanto pitó el final del partido, el Piojo se limitó a mencionar: “no pueden mandar a un árbitro con más panza que yo”. Su molestia se originó en las fuertes entradas que realizaron los jugadores de la Roja.

Comentar