Barça entra a la recta final por el triplete

El Real Madrid, que nunca ha ganado el anhelado triplete, está luchando con uñas y dientes en la Liga de España para evitar que su eterno rival, el Barcelona, logre la Liga de Campeones, la liga doméstica y la Copa del Rey por segunda vez en su historia.

 

AGENCIAS.-El Barça se convirtió en el primero, y hasta ahora único, club español en lograr esa hazaña en 2009, y de la mano del técnico Luis Enrique el equipo parece bien situado para repetir el logro a falta de cinco partidos para terminar la Liga.

El Barcelona enfrentará este miércoles en semifinales de la Liga de Campeones al Bayern Munich y buscará un vigésimo séptimo título en la Copa del Rey cuando se mida en la final al Athletic de Bilbao. Y en la Liga, mantiene una ventaja de dos puntos sobre el Real Madrid.

El morbo llegará en el Camp Nou, donde hoy regresa Pep Guardiola, el técnico que marcó una época y llevó al Barcelona a la máxima conquista en una temporada con seis títulos. Firmó 14 de 19 posibles para marcar un ciclo irrepetible. Se enfrentará contra un amigo como Luis Enrique en un duelo de fútbol grandioso.

El primer duelo en Barcelona, que llega lanzado y con la confianza que le dan los goles de sus tridente (Messi-Neymar-Luis Suárez). Avasalló al PSG en cuartos y se deshizo con facilidad del Manchester City en octavos. Su camino a la final no ha podido ser más tortuoso. Entre la eliminatoria juega en Liga frente al Córdoba y Real Sociedad.

En memoria de todos está el último cruce entre los dos equipos, en semifinales de hace dos ediciones, con el 0-7 a favor del conjunto alemán en la eliminatoria. El balance de enfrentamientos deja un sólo triunfo para el Barcelona en ocho partidos, con dos empates y cinco derrotas, nueve goles a favor y quince en contra. Dos eliminatorias y una para cada equipo en el historial.

El Bayern llegará mermado por la baja del francés Frank Ribery, sin Javi Martínez ni Basdtuber pero recuperando a futbolistas importantes como Alaba, Benatia, Arjen Robben y Bastian Schweinsteiger. Sin ellos cayó con estrépito en Oporto, al que vapuleó en la ida y puso en entredicho a Guardiola, que se desquitó con un 6-1 en el Allianz Arena, en una exhibición futbolística sin precedentes en cuartos, con cinco goles en la primera mitad.

El gran reto de Pep, conducir al todopoderoso Bayern a dominar Europa con un nuevo estilo, tendrá la dosis sentimental de medirse al equipo de su corazón y a los mejores recuerdos de su carrera.

La final se disputará en el estadio Olímpico de Berlín el 6 de junio. En ella el Real Madrid repetiría de local, en caso de clasificarse, como conquistó en Lisboa la Décima. El Barcelona si supera el reto del Bayern, sería visitante.

 

Comentar