Aída Román, en busca de otro podio

Aída Román encara el reto de sus terceros Juegos Olímpicos en el cierre del ciclo más complejo de su carrera. En años que por diferencias internas se quedó sin entrenador, debió entrenar a distancia y fue despojada de su tradicional sede de entrenamiento en el CNAR, hasta que el regreso del coreano Lee Wong ha estabilizado al equipo nacional de tiro con arco.

A Río llegará como la líder de un equipo femenil capaz de pelear medalla con los mejores del mundo, la experiencia de los años de un deporte que ha visto crecer en importancia hasta llegar al rango de medallistas olímpicos y los valores marcados desde el seno familiar.

“Mi madre me inculcó siempre hacer el mayor esfuerzo, ser de las mejores. Mi papá también nos decía que no hiciéramos las cosas en valde, háganlas con concentración, mucha dedicación y disciplina”, revela Román  a Excélsior. “Me dio mucho gusto que mis padres me inculcaran todos estos valores, y a raíz de eso surge querer ser de las mejores, estar al tú por tú con las más poderosas me inspiró a querer ser parte de la élite mundial”, confiesa la capitalina.

El transcurrir de los años le ha dejado claro que la clave del éxito radica en el buen entrenamiento para resolver las exigencias y la presión de la competencia internacional.

“La concentración es un punto muy importante del entrenamiento, y también la visualización de cómo se ve uno dentro de la competencia para ver cómo vas a pelear y definir el partido. Dentro de los entrenamientos también hay volúmenes altos de flechas, entonces es fundamental saber qué tanto te concentras en momentos críticos cuando la fatiga la tienes al tope”, explicó.

México llegará a Río de Janeiro con equipo completo en la rama femenil (Román, Alejandra Valencia y Gabriela Bayardo), además de un solo varón (Ernesto Boardman). La responsabilidad por tanto volverá a caer en el equipo femenil que hace cuatro años le dio al país una plata con Román y un bronce con Mariana Avitia.

Lo paradójico es que después de ese resultado, el sistema mexicano se dedicó a complicar la vida de su mejor arquera que tras Londres 2012 perdió a su entrenadora (Songi Woo), luego debió entrenar a distancia con asesoría desde España y más tarde obligada a salir del CNAR por diferencias públicas con el director de la Conade, Alfredo Castillo.

“Antes de Londres habían sido años muy tranquilos, después de Londres han sido años muy críticos y difíciles; pero la verdad hemos tenido muy buenos resultados porque no tiramos el trabajo a la basura, lo hemos hecho con mucho respeto a nuestra disciplina”, presume Román.

“Se han presentado esos momentos, pero nada para dejar el deporte. Lo único que necesitaba eran vacaciones, por ejemplo de 2014 a 2015 fueron difíciles porque no me dejaban descansar. Bajaba de una competencia y tenía que irme a un campamento y, desde que inició el 2014 hasta terminar el 2015 fueron muy fuertes. Por eso pedí vacaciones, pedí un mes , descansé dos semanas del arco y de ahí me dediqué a hacer preparación física para entrar nuevamente con la selección”, destaca.

Con la tormenta superada, Román sonríe cuando evoca los años de sus comienzos, con jornadas en las que el tiro con arco era un deporte exótico.

“Estaba casi vacío, en mi categoría, eran 15 cuando había mucha concurrencia. Ahora son 50 o más. Cuando empecé en infantil éramos cuatro, ahora no saben dónde meter tantos niños”, presume.

Para crecer en popularidad han sido fundamentales los resultados en los últimos dos Juegos Olímpicos, en 2008 Juan René Serrano fue cuarto y en Londres 2012 Román y Avitia lograron que dos mexicanas compartieran el primer podio olímpico desde 1984.

“Son varios aspectos, se trata de una generación muy buena que busca romper esquemas, romper paradigmas. Se presentó esa oportunidad y el hecho de dar resultados te va generando más recursos, se aprovechó ese recurso y ahorita México es el rival a vencer”, destaca.

A seis semanas de competir en Río, Román advierte que volverán a mostrar que las inversiones y los retos se consolidan en las competencias más importantes.

“Buscamos que nuestros resultados hablen por nosotros y no nuestros comentarios, lo único que se puede hacer es con hechos”, finaliza.

  • Nombre: Aída Nabila Román Arroyo
  • Fecha de Nacimiento: 21/mayo/1988
  • Lugar de Nacimiento: Ciudad de México
  • Deporte: Tiro con arco
  • Pruebas: Individual y equipo
  • Estatura: 1.68 metros
  • Peso: 61KG
  • Participaciones olímpicas: 1
  • MEJOR RESULTADO: Plata individual
  • ENTRENADOR: Lee Wong

Comentar