Un orgullo ser chica Almodóvar

Hace más veinte años Victoria Abril filmó Tacones lejanos, la última de tres películas bajo la dirección del cineasta Pedro Almodóvar, hecho que aún la llena de orgullo, sobre todo al ser reconocida en todo el mundo por el mote de Chica Almodóvar.

“Es una realidad, ese señor es un pedazo de genio, es el director español más internacional del país, y sus películas no caducan, la última vez que trabajé con él fue hace más de veinte años, y lo siguen recordando como si fuera ayer”, dijo Victoria.

“No hay país en el mundo en el que no me hablen de su cine, por lo cual, no solo no me molesta, sino que me representa un honor que se acuerden de nuestros tres hijos que tuvimos juntos”, en referencia a las películas Kika, Tacones lejanos y Átame.

Victoria lleva tres décadas fuera de España, pero regresará en marzo para rodar La importancia de llamarse Encarna, historia que después de cuatro años y tres intentos de rodaje debido a la crisis, tomará forma bajo la dirección de Vicente Villanueva.

“Es verdad que la situación está difícil en España, pero las crisis también son creativas, porque obligan a los directores a superarse; sí que aprietan las tuercas, pero nos obligan a salir de lo esencial y básico”, explicó.

La actriz compartió que su estancia en Francia obedece a un deseo personal, pues su esposo es de origen francés, y es el país donde nacieron sus hijos; “me encanta la ciudad y sus leyes, allá los paparazzis no te acosan”.

Comentar