San Luis Potosí SLP México, enero 17, 2018

LaguNotas Mentales: Sólidas y contundentes razones para tener un gato negro

daniel-tristan

Por Daniel Tristán/Kriptón.mx
* Porque no se nota si está sucio.
* Para pisarlo cuando te levantas por la madrugada al baño y no lo ves en la penumbra.
* Porque ya viene halloween y un gato negro no necesita disfraz (el dinero ahorrado puede emplearse en whisky o cerveza).
* Porque cuando juega con su propia sombra es como tener dos gatos negros pero solo debes alimentar/vacunar/esterilizar a uno.
* Para usarlo como herramienta de ligue argumentando que tus vecinos lo satanizan, y por consecuencia a ti también. Causar un poco de lástima puede ayudarte a traer a algunas buenas samaritanas de corazón noble y retaguardia generosa.
* Porque cuando estás pacheco parece un murciélago y cuando estás sobrio también.
* Para ponerle el nombre que sea pero siempre acabar diciéndole Zoruyo.
* Porque combina con tu alma.
* Para no perder tiempo en editar cada foto que le tomas buscando filtros blanco y negro. Ese tiempo puede emplearse en cosas útiles como comprar whisky y cerveza o tomarle foto a otros gatos.
* Para culparlo por todos tus fracasos, pues es bien sabido que el gato negro es de mala suerte.
* Porque combina con la lencería negra de tu ex novia que está en la carpeta de “recuerdos frecuentes” de tu memoria.
* Porque no crees en los fantasmas, pero si en las brujas. Incluso su compañía te resulta bastante reconfortante y placentera. Un gato negro siempre tendrá un poderoso efecto magnético para atraer cuanta bruja se le venga en gana.
* Para que le haga compañía a tu gata gris y a tu gato pinto.
* Para frustrarte por no poder ponerle Félix después de descubrir que realmente es hembra.
* Para olvidar su cumpleaños y mejor festejarlo cada halloween.
* Porque cada vez que despiertas el gato negro está sentado al pie de la cama observándote fijamente, porque despertar y lo primero que ves es al gato negro te sirve de entrenamiento para cuando abras los ojos y la muerte, o los cuervos (ambos negros por igual), te sorprendan y te digan “Hasta aquí”. Porque vas a morir en cama, ya lo dijo más de una bruja, y el gato negro lo avala mañana tras mañana.

Acerca de Daniel Tristán

Estudio licenciado en Ciencias de la Comunicación en la UASLP, también Creación Literaria en el CEART, además de estudiar música en la Academia Yamaha, de donde actualmente es profesor de bateria. Ha escrito en Librevía, Punto Muerto, Fusión Altarnativa y desde hace 5 años es integrante del grupo Shamanes, como responsable de la bateria.

Dejar un Comentario