San Luis Potosí SLP México, noviembre 17, 2017

Kriptonita Pura: La otra cara del deporte

ramon2

*Publicidad en camisetas

Por Ramón Ortiz Aguirre

ramon.ortiz.aguirre@gmail.com

Aquel lema de “mente sana en cuerpo sano”, hace muchos años que ha pasado a un segundo término en la práctica del deporte profesional tanto en nuestro país como en el extranjero. Hoy en día podríamos decir sin temor a equivocarnos que el lema es “mente dominada cuerpo sano y cartera rebosante”, esto debido a que la práctica del deporte ha sido utilizada como un distractor del pueblo y una forma de enriquecimiento para las grandes corporaciones televisivas, el gobierno y los comerciantes.

Hasta no hace mucho tiempo, las playeras de los equipos de futbol eran un signo de distinción entre los aficionados y jugadores de un equipo, a tal grado que podíamos escuchar cómo se le tenía amor a la camiseta. Hoy en día, los uniformes de los futbolistas asemejan a la sección de anuncios clasificados de un periódico, los colores distintivos de un equipo han pasado a un segundo término y no importa; lo verdaderamente relevante para los propietarios y los federativos, es la cantidad de anuncios que pueden portar en una camisa, pantaloncillo y medias.

Los empresarios se han asegurado de que cada jugador y aficionado que lleve la camiseta, puesta sea un anuncio ambulante de los productos ahí anunciados. Un anuncio que no paga impuesto por publicidad y que representa un jugoso negocio para los directivos de cada equipo, quienes cobran grandes cantidades por portar el logotipo de alguna empresa y además, las empresas como Adidas, Nike, Puma, etc., se ostentan como patrocinadores del equipo y realizan un gran negocio con la venta de playeras que los aficionados llevan cual sección amarilla de directorio telefónico.

Esta publicidad en muchos de los casos, más que impulsar la práctica del deporte impulsan al consumismo de bebidas alcohólicas como la cerveza y dígame si algún equipo del futbol mexicano está exento de llevar en su camisa el nombre de alguna cerveza, de una bebida gaseosa o alimentos chatarra, lo cual lejos de combatir las políticas de salud pública contra la obesidad, las fomenta.

Diferentes Bancos, Cajas de Ahorro, Tarjetas de crédito, Líneas de autotransporte, aceites y lubricantes, etc., también tapizan las camisetas de juego. Se ha preguntado usted alguna vez ¿cuál es la playera más llena de publicidad en el futbol mexicano?  Lo invito a que las observe y se dé cuenta cómo lo único que falta por anunciar, son las casas de masaje.

Bueno, hasta los políticos potosinos, les ha dado por ir al estadio a impulsar según ellos al Atlético San Luis o a los Santos de Soledad, sólo les pido por favor a los directivos de estos equipos que no vayan a vender espacios en sus uniformes para las campañas políticas del 2015. Se imagina usted lo horrorosa que se vería una camiseta con la o las imágenes de Mario García, el Pollo Gallardo, Calolo o los reculeros de la tenencia entre otros muchos aspirantes a algún hueso en el siguiente proceso electoral.

Dejar un Comentario