San Luis Potosí SLP México, noviembre 23, 2017

HISTORIA Y RESPUESTAS: La tradición periodística del pueblo de San Luis es rica y variada

miguel angel aguilar

Por Miguel Ángel Aguilar/Kriptón.mx

La tradición periodística del pueblo de San Luis es rica y variada, es así que hacia 1953 el historiador Joaquín Meade, en su hemerografía potosina, cuenta con poco más de 800 publicaciones en un lapso de 150 años.

Hacia 1874 el poeta Manuel José Othón dedicaba el mismo poema a 3 mujeres de nombre María; a María Parra, María Pacheco y a María Ponce y que en una parte dice: “ brotaron de mi lira melódicos raudales, de amor y de armonía y asentos funerales, de amargas decepciones, de inmenso padecer. Por supuesto que las Marías creían que los versos eran solo para cada una.

En nuestro archivo histórico del Estado estudió , analizó e investigó, un francés llamado Dominique Chemin acerca de los pames de San Luis Potosí.  El lleva ya varios años con el mismo tema y sus resultados de investigación asombran a muchos ya que a dado a conocer a los “ Brujos Kajú “  es decir, verdaderos shamanes que con sus ancestrales costumbres son hechiceros y magos reales, una maravilla y una sorpresa constante.

A dos potosinos ilustres los sorprendió la segunda guerra mundial en Italia.   Se trata del padre Rafael Montejano y Aguiñaga y el Lic. Ernesto Báez Lozano.  Ambos personajes son una leyenda viviente, llenos de historias, llenos de palabras y rituales .  Vale su opinión .

A fines del siglo pasado era famoso el periodista potosino Filomeno Mata y quién fundó en la ciudad de México el “Diario del Hogar” , sufrió más de 50 encarcelamientos  por su actividad reporteril .

La conquista militar Española en tierras de América estuvo marcada por las sangre , el heroísmo  o la traición, es así que a la llegada de los españoles a tierras continentales en 1502 había no menos de 50 millones de indígenas y para 1535, apenas existían cerca de 7 millones.

Hacia 1810 y con los gritos libertarios de los Independentistas, rápidamente se formaron en San Luis los famosos “Tamarindos” dirigidos por Juan Nepomuceno y “Los Fieles del Potosí” al mando de Félix Calleja y ambos cuerpos paramilitares irrumpieron dando bajas a los Insurgentes, eran diestros para la batalla , aguerridos y con estrategias y tácticas que diezmaron a los Insurgentes.  Los jefes militares de ambos batallones, siempre ofrecían a sus incondicionales oro, mujeres y hasta esclavos. I.M.M.186.

Muchos de los acontecimientos que vive nuestra ciudad y Estado,  no son nuevos, ya en los siglos pasados la gleba lanzaba ataques, ya los gobiernos escurridizos blasfemaban y mentían y ya la paciencia denotaba un cambio que muchas veces hacía que la sociedad civil se enfureciera, acaso hasta el límite de la cobardía y la diatriba.

Cuenta don Primo Feliciano Velázquez que en 1837, cundía el caos administrativo pues el Gobernador  Ignacio Sepúlveda  no “contaba con erario público y como resultado se paralizó la administración y a pesar de ello se mantuvo el orden, ya que por el virtuoso pueblo potosino, así como de abnegados  funcionarios que siempre apoyaron a su gobernador”. PFV. HSLP.196.

En enero de 1841 la aparente tranquilidad que vivía San Luis Potosí fue irrumpida bruscamente por la invasión de más de 400 bárbaros lipanes o comanches, que derrotados en las inmediaciones de Saltillo, avanzaron hacia la Hacienda  El Salado, (cerca de Matehuala) y en su azaroso tránsito mataron a más de 300 potosinos e hicieron 100 cautivos, que fueron llevados a las serranías estadounidenses y ahí murieron devorados por los invasores. Ibiden.LII.202.

En octubre de 1849, ante la nueva epidemia del cólera en nuestra ciudad, “la ciudadanía nuevamente se aprestó para cuidar a los enfermos y se distinguieron lo doctores Joaquín López Hermosa y Jesús Pierrás en atender sin interés alguno a los pobres”. Ibiden. III.251.

En marzo de 1847 dos grandes jefes militares estadounidenses asolaban a San Luis con sus ataques, ellos eran el General Winfield Scott y el General Rhon Taylor. Santa Anna penso en fortificar la ciudad y junto con el General Mora y Villamol iniciaron trabajos en los barrios de Santiago y Tlaxcala, cuyos vecinos participaron activamente con su único patrimonio. F.P.M.187.

Ese mismo año imponía sacrificios para los potosinos, pues el Congreso del Estado impuso un préstamo para Santa Anna de 50 mil  pesos que “a las 24 horas estaba sin apremio ni amenazas en la casa de la comisaría”, con el consentimiento de todos los empleados que cedieron sus sueldos de noviembre, prometiendo el diez, el veinte y hasta el cuarenta por ciento de los correspondientes a diciembre o a la totalidad, si las necesidades públicas lo exigían. PFV.HSLP.

No había un día de descanso o de tranquilidad, esos eran los tiempos en donde las guerras, los aniquilamientos en masa, la desesperación  y la infamia , llenaban  de luto los hogares potosinos, atenuados con la falta de víveres, con la ausencia de paz, más no de  francas oraciones que ayudaban a sobrevivir.

El 2 de Junio de 1826 fue inaugurado con pompa y fiesta  el Colegio Guadalupano  Josefino por las autoridades potosinas y en la ciudad  hubo una gran fiesta, pues de inmediato se repartieron decenas de becas, hubo veladas musicales, invitación a comidas populares gratuitas, grandes oradores hicieron gala de sus dotes y se dio a conocer la gran gama de cátedras que se impartían.  Entre los niños becarios se encontraba Ponciano Arriaga Leija.

El 12 de Julio de 1857 hubo una gran batalla en la Plaza de Armas de nuestra ciudad capital en donde liberales y conservadores pelearon toda la noche anterior, quedando regados en la plaza más de 70 cadáveres, entre ellos el de Vicente Sierra, un conservador que se aventó desde la  azotea del Palacio de Gobierno.

Hacia 1802 la Iglesia prohibió terminantemente que la población trabajara o participara en la construcción de las vías del ferrocarril por considerarlo “cosa del diablo” y quien se prestara para tales fechorías corría el riesgo de la excomunión del mal para los herederos de tales. Los trabajos se interrumpieron por espacio de 7 meses.

Vinieron a nuestra ciudad las entradas triunfales de nuevos bríos constitucionales y de gente que defendía con su sangre las proclamas de los siglos de verdadera emancipación, de ilustre alegría proletaria , de acicalante bienestar entre los pobres de pan y techo, es así que San Luis pudo sortear las repentinas prosperidades, las desigualdades estáticas, las onerosas restricciones.

Hacia 1845, Cerro de San Pedro era una populosa ciudad minera que atendía a más de 100 mil habitantes, muchos de ellos venidos de varias partes del mundo y que constantemente engrandecían a la populosa ciudad con su trabajo, con su sapiencia, con su doctrina y su arte.  La ciudad de San Pedro había resistido Huelgas y epidemias, también el arte europeo, también las ideas liberales.  Hoy Cerro de San Pedro no cuenta más que con 10 mil habitantes.

Dos son los personajes de nuestra historia que me obsesionan :  el gobernador de las plazas, Aurelio Manrique y el gobernador Vicente Chicoséin. Ambos me inspiran constantemente muchos comentarios, ambos me apabullan con sus discursos con sus loables acciones populares, con sus ideas frescas y terribles.  Don  Vicente Chicoséin fue un gobernador potosino de mucha altura y estuvo en Palacio  hacia 1862-63 y entre muchas otras cosas, fundó la Biblioteca Universitaria. Chicoséin enloqueció, presumiblemente por  “la traición de los conservadores y el acoso de la triple alianza”.

Del ilustre Aurelio Manrique podríamos decir que no fue el “gobernador de las plazas” ya que para el los automóviles eran para la “plutocracia” y la alta burguesía gobernó a San Luis entre 1922 y 1924, de figura portentosa, siempre en la calle, pedía a la sociedad apoyara las huelgas, pregonaba las ideas marxistas, pronosticaba revoluciones mundiales y hacia que la ciudad entera amaneciera llena de carteles alusivos a Lenin, Bakunin y comunistas y anarquistas .  En 1949, en plena Alameda, sus adversarios políticos le cortaron las barbas, causando gran expectación .  Muchos venerables ancianos de San Sebastián , nos cuentan pormenores de su “Aurelio Manrique”.

El 3 de abril de 1904 brotó el primer pozo petrolero del país precisamente en el municipio de Ébano, el pozo lo llamaron “Ordóñez” y tuvo una producción diaria de 1500 barriles lo que provocó una verdadera invasión de gente de todo el país y según algunos investigadores, hasta el nicaragüense Augusto Cesar Sandino.

Eran famosas las pachangas en el privadisimo Club de la Lonja en donde la oligarquía se daba la gran vida desde el año de l85l.La vida era según el estilo francés, muchos copiaban fielmente las costumbres aristocráticas de aquel país y mientras el pueblo se moría literalmente de hambre, la Lonja seguía en su apogeo y fue considerada como uno de los centros mas exclusivos y distinguidos del país.

En EL ULTIMO cuarto del siglo pasado fue famoso por sus andanzas y extravagantes inventos el científico PÍO  MENDOZA, YA QUE ES CONSIDERADO COMO el primer aeronauta potosino, pues se hacia elevar en un inmenso globo, que le costaba desde la excomunión hasta fuertes caídas que lo mantenían meses hospitalizado.

En la explanada del primer cuerpo del Ejercito del campo militar numero uno de la ciudad de México a los jóvenes del Servicio Militar NACIONAL se les narra  la anécdota heroica del joven COSME DAMIAN CARMONA, AQUEL POTOSINO QUE CON SU VALOR, LOGRARON LOS MEXICANOS DERROTAR FUERTEMENTE AL ADVERSARIO FRANCÉS. COSME gozó en su juventud de una pensión del gobierno federal y la admiración de los pueblos de Querétaro y San Luis Potosí.

En la aciaga intervención norteamericana en san Luis Potosí, primero en l847 y después en l855 hubo, sin lugar a dudas, muchos mártires y héroes que ofrendaron su vida, su exquisita y combativa estrategia militar, hubo de todo, poetas con verdaderos actos de heroísmo, hubo el aquelarre de las brujas, la bendición del padre y de la madre, hubo sangre joven e irredenta suspiros eternos de indígenas masacrados.

Fue Ildelfonso Díaz de León nuestro primer gobernador constitucional en l823 y fue un claro y limpio ejemplo de amor por los pobres y con resuelta devoción que les diera mayores condiciones de vida, permitiendo nueva convivencia civil, es por eso que se pavimentaron muchas calles se alumbraron y remozaron para que diera fulgores necesarios, también nuestra primera Universidad a la altura de las mejores de la época, cañadas convertidas en agua para todos y hasta la naciente imprenta que daban impulsos que no se olvidaran.

No se olvidaran las canalladas sanguinarias del amo Félix Calleja del Rey que fue símbolo de la brutalidad y el desorden que diera importantes espacios para una reacción furibunda y plagada de traiciones, no se olvidaran sus fechorías en nombre de su majestad y la corona sedienta de metales preciosos, no se olvidaran ni su astucia para quebrantar movimientos rebeldes ni su osada alevosía al detener, fusilar y torturar a Hidalgo, Morelos o Jiménez.. ¡ QUE CARAY !.

La historia fue nuestra pasión y nuestro elemental justificamiento, la historia un honor y un bienestar pues un gran almanaque de fechas heroicas nos enorgulleció la leyenda, nos aglutino en la contienda y poco a poco nos dio noción de patria, leyes deparables, increíble plazuela llena de gente…CONTIUNUARÁ…

Acerca de Miguel Ángel Aguilar Fuentes

Dejar un Comentario