San Luis Potosí SLP México, septiembre 19, 2017

HISTORIA Y RESPUESTA: Oscar Vera Fábregat, razones para ser

 

Por Miguel ángel Aguilar/Kriptón.mx

“por todas partes vejados, en todas partes oprimidos” decía en su discurso el 14 de septiembre de 1847 el gran Potosino Ponciano Arriaga Leija en su afán de que el Congreso del Estado aprobara su novedosa “procuraduría de los Pobres” y en la que retrataba con firmeza las condiciones de extrema pobreza de las muchedumbres harapientas.

Guardando las proporciones, el Abogado Oscar Vera Fábregat ha intuido desde muy joven de los desarreglos que nuestra ciudad y estado tiene con la historia moderna y como jurisconsulto, como catedrático, como litigante o como servidor público, intuye de inmediato las buenas o malas intenciones, se hace de amigos o no amigos , pero siempre mantiene una postura inflexible: sabe lo que hace.

Cuando lo conocí hacia 1982 y lo traté hacia 1986 al saber que era “el abogado de todos los periodistas potosinos” la admiración fue innegable y estuvimos en su toma de posesión como Presidente de la Asociación de Abogados, mas adelante como abogado central de la Universidad, luego como asesor del Gobernador Leopoldino, luego Procurador y finalmente en la creación de su partido  Conciencia Popular y en el tramo innegable de su condición humana: le gusta lo que hace, el trato con la gente, el éxito en lo que hace.

Esta nota es simplemente para saludarlo, pues durante 10 años esa amistad se desdibujó acaso por los ímpetus acelerados  mios pero siempre he mantenido una leal estimación y un profundo agradecimiento que ha tenido don Oscar por ser siempre afable a la banda de artistas, a los intelectuales y los historiadores, a los reporteros y a la gente toda.

Conocedor de los vericuetos y tramas de la osadía publica, sabedor también de los derechos de los ciudadanos, erudito en leyes y apasionado en la construcción de su partido, el lic Vera es respetado en todos los segmentos.

Nosotros también alzamos la voz y le reiteramos la buena onda, verlo cantar en su cumple rodeado de cientos y degustando felices los pormenores, saberlo por muchos años como un hombre entrañable y como dijera Arriaga Leija :” Y sin embargo, un hombre infeliz de entre ese pueblo comete un delito porque quizá es necesario que lo cometa, y entonces desde el soldado o el esbirro que lo prende y le maltrata, el alcalde que lo encierra y le oprime, el curial que lo estafa y lo sacrifica, el juez que lo desoye y lo tiraniza hasta el presidio y el patíbulo, hay una espantosa y horrible cadena de sufrimientos que no duelen, que no compadecen y lastiman sino al que los apura,,,”.

El lic. Vera sabe de todo ello. Honor, tareas por hacer, razones para ser y estar.

Acerca de Miguel Ángel Aguilar Fuentes

Dejar un Comentario