San Luis Potosí SLP México, diciembre 16, 2017

AQUÍ ENTRE NOS: En vísperas de aguinaldo, Navidad y Fin de Año

Por María Elena Yrizar Arias

Los temas más preocupantes de las ciudadanía en lo general, tiene que ver con esta época navideña y fin de año,  en que jalan los días para recibir el pago del aguinaldo, con el cual, podrán financiar sus gastos de los festejos de  las posadas, pachangas, Navidad y si bien les va, pues, hasta de año nuevo.

Generalmente muchas familias se reúnen en sus pueblos de origen para gozar encuentros como los que se hacían en Matehuala cuando regresaban de vacaciones los jóvenes estudiantes que emigraban a las capitales de varios estados donde estudiaban sus carreras profesionales, así, se organizaban festivales, por ejemplo, el baile del estudiante ausente, que era todo un acontecimiento social.

Allí encontrabas a los  futuros profesionistas que habían estudiado en la escuela Preparatoria de Matehuala.

Pero, como los tiempos han cambiado, ahora se puede estudiar en las diversas regiones del estado, sin necesidad de abandonar las ciudades más importantes de las regiones y algunos pueblos, pues la ventaja moderna es que hay mayores oportunidades para ingresar a las normales y carreras profesionales, de tal manera que no es tan frecuente ver a los jóvenes modernos irse de sus regiones, lo que en el fondo, resulta bueno para las familias y para ellos mismos.

Como las costumbres, se vuelven leyes, así que estos días, veremos los festejos religiosos, el día 8 y 12  de diciembre, en todos lados se festejan a las vírgenes de la Concepción y La Guadalupana, esta última como la madre espiritual de todos los mexicanos, así que el fervor religioso, opaca el interés social por las cuestiones de política y cosas del gobierno, que tan fastidiados tienen a los ciudadanos.

En algunas regiones estatales, se goza de observar a las danzas de matlachines que bailan en los atrios de las iglesias católicas. Otros, hacen peregrinaciones para visitar a la virgen de Guadalupe, en apresurados viajes a la ciudad de México, para visitar a Basílica Guadalupana. Eso sí, todos felices de ver los juegos pirotécnicos que nunca faltan.

En cuestiones económicas, el pago del aguinaldo, viene siendo como un  aliciente que les  calma a los trabajadores sus ansiedades que viven ante la triste realidad de que  no les alcanza el dinero porque es insuficiente para cubrir sus necesidades más elementales.

O que se encuentran con algunas cuentas de crédito de las  empresas como Coppel, Elektra y otras que les sueltan créditos caros para que puedan comprar sus lujos como celulares, motocicletas, televisiones, entre muchos otros productos que colocan a los ciudadanos como esclavos modernos que tienen que pagar cada semana la cuota de dinero que abona a la deuda principal y los intereses que generan para el caso de que no se pueda pagar a tiempo el dinero, pues, la cuenta aumenta.

Lo anterior, se ha vuelto una práctica generalizada, que si bien les significa un compromiso a cumplir para muchas personas, por otro lado, aunque sea con el aguinaldo, se disponen a festejar desde las posadas de sus patrones, la cena de navidad y de paso, pues hasta pueda que alcance a la cena del fin de año, sin olvidar antes, comprar las lucecitas, pinos, adornos de la época y sin olvidar el intercambio de regalos que significa un gasto innecesario que merma la económica personal, porque nadie quiere quedar mal con los demás.

Según las tradiciones,  SantaClos, llegara a los hogares a dejar los regalos a los niños y los padres felices y satisfechos por ver a sus hijos llenos de ilusión y felicidad por sus juguetes, en lo cual no escatiman en costos para darles a sus hijos-lo que ellos no tuvieron en su infancia -así piensan muchas personas por lo general y no les importa mucho en esos momentos, los compromisos económicos que asumen ante el requerimiento navideño.

Los festejos van desde simples convivios con tamalitos y atole hasta las grandes pachangas donde abundan las bebidas alcohólicas, sobre todo en las comunidades donde los principales anfitriones trabajan en los Estados Unidos y traen buenos dólares que comparten con las familias. En esos días se festejan además, bodas, bautismos, primeras comuniones, presentaciones al templo, entre otros eventos festivos que reflejan el estatus de cada festejado.

Estos festejos, tienen sus buenas intenciones, ya que reafirma los lazos familiares y permite disfrutas de algunos días de descanso obligatorio, sobre todo a las burocracia del Gobierno, pues hasta en las escuelas hay vacaciones.

Así, llegara el frio mes de enero y su cuesta famosa, donde el sobregasto que se hice en la época navideña, se convierte en un nuevo calvario ante la falta de dinero, que posiblemente se gastó todo en esos días festivos y con el año nuevo, no llega una vida nueva, sino llega una realidad muy triste, donde a muchos que se descontrolaron con los festejos, siguiendo las costumbres, se han endeudado para comprar los regalos que darán a sus amigos, amores y familiares.

En la capital potosina, por ejemplo, parece que en la Posada Navideña del Gobierno del Estado, que este martes 5 de diciembre a las 6 de la tarde,  en el Centro de Difusión Cultural del Instituto Potosino de Bellas Artes, allá por el rumbo del templo San José en la Alameda, estará por allí Enrique Galindo, o sea que, será una posada de promoción política, aprovechando a la burocracia y el pretexto. Así las cosas. En algunos lugares se mesclaran los propósitos políticos con los navideños.

mariiaelenayrizararias@gmail.com

Acerca de María Yrizar Arias

María Elena Yrizar Arias, es maestra en Metodología y Pedagogía Jurídicas, así como doctora en Derecho por la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca. Fue diputada federal de la LVI Legislatura. Delegada Estatal de la Conaza. Maestra universitaria del Tec de Monterrey Campus San Luis. Catedrática de la Universidad del Centro de México, de la UASLP. Profesora en la Universidad de Guadalajara. También en la Universidad Mesoamericana, en la Universidad del Mundo Maya, y en la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca.

Dejar un Comentario