San Luis Potosí SLP México, diciembre 16, 2017

AQUÍ ENTRE NOS: Del Partido Nacional Revolucionario…al nuevo PRI, con candidato externo

Por María Elena Yrizar Arias/Kriptón.mx

Cuando se revisa la historia del Partido Revolucionario Institucional, encontramos que el Presidente de la Republica Plutarco Elías Calles fue lo suficientemente hábil para congregar en una sola organización política a todos y cada uno de los personajes que se disputaban el poder post-revolucionario.

Lo que hizo el presidente Calles, fue juntar a todos los grupos políticos de más importancia en todo el país que emanaban de la revolución mexicana, así hizo una coalición de partidos regionales que luego  se transformó en una organización centralizada cuando se introdujeron cambios en su estructura que disolvieron las entidades que lo habían conformado. En su primera etapa siguió una ideología nacionalista y populista y su programa fue un proyecto capitalista que tomó en cuenta y subordinó a obreros y campesinos. Posteriormente, a partir de 1933 adoptó una postura más cercana al socialismo y en su programa político optó por un intervencionismo de Estado en ámbitos como la economía, la educación y la industria. En su segunda etapa también se efectuó la «semicorporativización de la masas», con la creación de confederaciones y otras organizaciones de obreros, campesinos y empleados públicos.

El 4 de marzo de 1929, Plutarco Elías Calles,  varios militares y caudillos de la revolución Mexicana, fundan el Partido Nacional Revolucionario (PNR) antecesor del PRI. Este partido nació como una federación de partidos políticos regionales, grupos políticos diversos, generales y caudillos sobrevivientes de la lucha armada. Desde su creación, este partido fue considerado como un partido oficial, el Partido Nacional Revolucionario  introdujo cambios en el sistema político mexicano, como la regulación y contención de los movimientos políticos promovidos por el interés de obtener la presidencia del país y los «beneficios» asociados.

Plutarco Elías Calles,  ​ a lo largo de sus nueve años de vida mantuvo una posición preponderante en la vida política nacional y de él surgieron los dos candidatos presidenciales vencedores en ese periodo. Sus métodos, sin embargo, alcanzaron niveles como la represión de opositores.

Calles se mantuvo como una pieza importante en las decisiones políticas tanto del partido, como del país, en un periodo conocido como Maximato, que se extendió de 1928 a 1935, año en el que su enfrentamiento con el presidente Lázaro Cárdenas provocó una crisis política.

El primer candidato presidencial del PNR fue Pascual Ortiz Rubio, quien resultó electo presidente en 1929, después de que el matehualense José De León Toral diera muerte al Presidente electo de la Republica el General Álvaro Obregón el día 17 de julio de 1928 en San Ángel, en la capital de la república. Desde entonces hasta su expulsión del país en 1936, Plutarco Elías Calles jugó un papel clave en la política de México, se le conoció como el Jefe Máximo de la Revolución y como el Maximato (1928-1934). En 1932, Pascual Ortiz Rubio renuncia a la presidencia, después de no soportar la injerencia de Calles en su gobierno. En su lugar es nombrado presidente interino el general Abelardo L. Rodríguez, que se ocupa de los asuntos administrativos, y Calles de la política nacional. En 1934 Calles postula como candidato a la presidencia al general Lázaro Cárdenas, con el llamado Plan Sexenal. Cárdenas es elegido y Calles le impone gente de su confianza en el gabinete presidencial.

Lo anterior solo abarca la historia que antecede a la formación del ahora Partido Revolucionario Institucional, trasformado con ese nombre  el día el 18 de enero de l946, Para que este dato quede claro, el PRI, es un nuevo nombre que se le dio al anterior partido en el poder. Así que, el Partido Revolucionario Institucional (PRI) es un partido político de México que mantuvo el poder político sobre el  país,  de manera hegemónica entre 1929 y 1989, cuando perdió por primera vez una gubernatura, la del estado de Baja California, ante el candidato del PAN Ernesto Ruffo Appel; posteriormente perdería las elecciones presidenciales con el Candidato panista Vicente Fox Quezada en el año del 2000.

El Neo PRI, se ha visto en la necesidad de buscar a un candidato externo, que sea capaz de representar a las diversas fuerzas políticas nacionales e internacionales, y que sea bien visto por todos. Así las cosas, el PRI, en su asamblea Nacional  tuvo que cambiar los estatutos para que pudiera acceder a ser candidato el Sr. José Antonio Meade, quien por cierto, no milita en ese partido y además, ha sido miembro alto funcionario en los Gobiernos Federales de Fox y Felipe Calderón Hinojosa, así como del presidente Peña, en el actual Gobierno, la prueba de lo anterior, se encuentra en el hecho de que José Antonio Meade,  ayer tuvo que renunciar a su trabajo para ser el aspirante a la Presidencia de la Republica por el partido Tricolor, que para su desgracia de los militantes, no encontraron dentro de esa gama de políticos, uno, que pudiera levantar una campaña política y ganarle a sus adversarios. Este es el nuevo PRI, con sus antiguas reglas no escritas, que obligan a sus militantes a “alinearse”a las nuevas disposiciones y acuerdos sin chistar nada, así como “DISCIPLINARSE”.

Ayer mismo, José Antonio Meade, se presentó en las oficinas nacionales del PRI, a  entregar a la Comisión Política Permanente, su carta de intención para participar en el proceso interno en el cual ese instituto político elegirá a su candidato a la Presidencia de la República a su solicitud, adjunto los documentos que suscribieron los sectores del PRI, la CTM, CNC y CNOP– y las cuatro organizaciones nacionales del tricolor respaldan su candidatura. En su discurso, entre otras cosas, señalo que él, como “simpatizante” del PRI está convencido que el partido es la mejor alternativa y la mejor opción para hacer de México una gran potencia y ganar las próximas elecciones. “Estoy convencido de que tenemos que trabajar con rumbo cierto, construyendo y no destruyendo, con diálogo y no confrontación, buscando coincidencias y no con las diferencias, planteando nuevas protestas y no viejas recetas que no han funcionado”.

El recibir el expediente de Meade, el presidente de la Comisión Política y Presidente del PRI, Enrique Ochoa Reza dijo que analizarán los documentos y convocó a los integrantes de la Comisión para el próximo miércoles para definir la solicitud. Que desde luego, eso es solo tr{amite, pues Meade, es y será el destapado del Presidente de la Republica Enrique Peña. No hay de otra para los priistas. Tuvieron que decir maravillas de Juan Antonio Meade, que hasta el sector campesino está identificado con él. En este artículo, no se trata de saber si es o no el candidato externo, lo mejor de lo mejor de México, se trata solo de explicar cómo han cambiado los tiempos políticos de México y que le ha sucedido al PRI, ya que los hechos hablan por si mismos. Por ejemplo, por la tarde de ayer, vimos que aquel Priismo de hueso colorado, de corbatas rojas, de disciplina estricta, sin candidato interior, tuvieron que alinearse con el destape del ungido José Antonio Meade, quien sin corbata, aparece en una histórica fotografía de por sí, muy ilustrativa, donde vemos al NeoPriista José Antonio  Meade, sonriendo, levantando su mano en señal de saludo y junto a él, a su mano izquierda, vemos en la misma fotografía de un muy viejo priista, Don Augusto Gómez Villanueva, con una expresión de disgusto, trabado y contenido en sus emociones. Allí, estaban las dos caras del nuevo PRI, el parteaguas de la modernidad dentro del viejo PRI.

Siguiendo esta línea de conducta, el Presidente Estatal del PRI, Martín Juárez manifestó que estos dos días habrá eventos de apoyo de los sectores y organizaciones, ya que pese a no militar en el partido será respaldado porque la convocatoria abre la posibilidad de tener un candidato ciudadano que comparta las ideologías del partido. La misma postura la secundo el delegado del Comité Ejecutivo Nacional del PRI en San Luis Potosí, Jorge Schiaffino Isunza, quien en su calidad de Representante del PRI,  señaló que José Antonio Meade Kuribreña sería un buen candidato del PRI rumbo a las elecciones presidenciales del  próximo año.Esto luego de que José Antonio Meade anunciara que solicitará su registro como precandidato del PRI a la presidencia de México, tras renunciar  ayer lunes a primera hora  a la Secretaría de Hacienda.

Nomás les falto poner como música de fondo, de los Cadetes de Linares,  aquella melodía llamada “aquí no hay novedad” porque todo va a seguir igual que cuando estabas tu…En fin, este es el nuevo PRI, el revolucionario, sin candidato propio, pero bien avenido para recibir al unguido José Antonio Meade.

Acerca de María Yrizar Arias

María Elena Yrizar Arias, es maestra en Metodología y Pedagogía Jurídicas, así como doctora en Derecho por la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca. Fue diputada federal de la LVI Legislatura. Delegada Estatal de la Conaza. Maestra universitaria del Tec de Monterrey Campus San Luis. Catedrática de la Universidad del Centro de México, de la UASLP. Profesora en la Universidad de Guadalajara. También en la Universidad Mesoamericana, en la Universidad del Mundo Maya, y en la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca.

Dejar un Comentario