San Luis Potosí SLP México, septiembre 20, 2017

SAT pone a temblar a iglesias por fiscalización de limosnas

Representantes de diferentes iglesias señalaron que, en este momento, no cuentan con las condiciones para cumplir la fiscalización digital establecida por el Servicio de Administración Tributaria (SAT).

La Miscelánea Fiscal establece que a partir del 1 de septiembre, las iglesias deben llevar, de manera electrónica, su registro de ingresos y egresos, con la documentación comprobatoria. Esto aplicaría para diezmos y limosnas.

“No todas las asociaciones religiosas, incluso católicas, tienen la misma infraestructura. No es lo mismo un convento de clausura que una diócesis”, expresó ayer Eugenio Lira, secretario general de la Conferencia del Episcopado Mexicano.

Arturo Farela, presidente de la Confraternidad Nacional de Iglesias Cristianas Evangélicas, advirtió: “Que no empiece una cacería en contra de las iglesias que, por ignorancia más que por negligencia, no pueden cumplir con las disposiciones. No somos evasores fiscales, queremos conocer cuáles son nuestras obligaciones y nuestros derechos “.

Dijo que en el País hay miles de iglesias de todos los cultos que no están en condiciones de cumplir, en este momento, con las nuevas disposiciones del SAT en materia de fiscalización de ingresos, pues carecen no sólo de las herramientas e infraestructura necesarias, sino también del conocimiento jurídico-fiscal necesario.

“Hay miles que todavía están pendientes por cumplir con las disposiciones legales. Son miles de iglesias que carecen de la infraestructura y del conocimiento; esto lleva a que haya ministros de culto imposibilitados de cumplir con las obligaciones que marca la ley.

El presidente de la Confraternice, que aglutina a más de 10 mil iglesias en todo el País, se pronunció por que el Gobierno dé una prórroga para que conozcan primero las disposiciones y luego hagan lo conducente para cumplir con su contenido.

“Lo que pedimos es que se nos permita tiempo, un tiempo comprensible, prudente, para que todas las iglesias puedan cumplir; por lo menos se debería dar un plazo de 6 a 8 meses porque el País es muy grande”, planteó.

Farela reveló que desde hace meses, la Confraternice realiza talleres en coordinación con autoridades de Hacienda, Gobernación y Función Pública, precisamente para que iglesias cristianas evangélicas y de otras confesiones religiosas, sepan sus nuevas obligaciones.

Dejar un Comentario