San Luis Potosí SLP México, febrero 22, 2018

México desperdició $1 billón en 14 años; reservas petroleras de 2000 a 2013

México desaprovechó el último boom petrolero para generar una reserva de largo plazo en beneficio de futuras generaciones, a partir de las rentas obtenidas por los hidrocarburos entre 2000 y 2013.

De acuerdo con un cálculo realizado por Excélsior, el ahorro de largo plazo a partir de dicho lapso sería de un billón 72 mil 534 millones de pesos. Esta cantidad equivale a 5.3% del Producto Interno Bruto (PIB).

El monto fue canalizado al gasto ordinario de los gobiernos federal y estatales, ante la falta de reglas como las que rigen hoy el Fondo Mexicano del Petróleo para la Estabilización y el Desarrollo.

El ejercicio realizado a partir de datos de la Secretaría de Hacienda refleja que la mayor acumulación de reservas de largo plazo de la renta petrolera se habría observado entre 2003 y 2008, con un monto de 923 mil 669 millones de pesos actuales, lo que representa el 86% del valor total.

Dados los objetivos del ahorro a largo plazo, con el billón 72 mil 534 millones de pesos se podría haber cubierto 85% del pasivo laboral de Pemex, o alcanzaría a cubrir tres veces el pasivo pensionario de la Comisión Federal de Electricidad, según cifras al tercer trimestre de 2017.

 

MÉXICO DESPERDICIÓ EL BOOM PETROLERO

Entre 2000 y 2013 México dejó pasar la oportunidad de aprovechar el último boom petrolero para generar una reserva de largo plazo que beneficiara a las futuras generaciones, a partir de la rentas obtenidas por los hidrocarburos.

Excélsior calculó que el ahorro de largo plazo generado por la renta petrolera a partir de dicho lapso alcanzaría un billón 72 mil 534 millones de pesos a precios actuales, equivalentes a 5.3% del Producto Interno Bruto (PIB), si la clase política mexicana hubiera implementado en ese entonces las reglas que hoy rigen los ingresos del Fondo Mexicano del Petróleo para la Estabilización y el Desarrollo (FMPED).

Esos recursos, en lugar de constituir una reserva de largo plazo, como se realiza en países como Noruega,  se canalizaron al gasto ordinario de los gobiernos federal y estatales.

El Fondo Petrolero es un fideicomiso administrado por el Banco de México que fue creado a partir de la Reforma Energética para administrar los ingresos petroleros del gobierno federal, en cuyas reglas se estipula financiar determinados fondos de estabilización de ingresos y sectoriales de investigación energética, de fiscalización y de
compensación a municipios, entre otros.

Una vez hechas las reservas hacia los fondos de estabilización y sectoriales, de acuerdo a las fórmulas establecidas en la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria, el resto de los ingresos del FMPED se van a financiar el Presupuesto de Egresos de la Federación, hasta un umbral de 4.7% del Producto Interno Bruto del año de referencia.

Las reglas establecen que en caso de que las transferencias hacia el PEF rebasaran el umbral descrito, cada centavo adicional se va a una reserva de largo plazo destinada a financiar pensiones, ciencia y tecnología, proyectos de energías renovables, infraestructura, entre otros rubros.

Dejar un Comentario