San Luis Potosí SLP México, noviembre 20, 2017

El misterio de “El Azul”, un capo discreto

MÉXICO, D.F.-Juan José Esparragoza Moreno, El Azul, era el principal negociador entre los carteles de las drogas en México. Algunos dicen que ha muerto, pero su destino final es aún un misterio.

Durante una fiesta Juan José Esparragoza Moreno, conocido como El Azul, se acercó al jefe de una banda de narcotráfico y le pidió hablar unos minutos. “Ya no le jale mucho al dedo”, recomendó, en referencia a la costumbre del sicario de disparar contra sus rivales.

“Los negocios éstos no se llevan con las muertes y se echan a perder”.

La conversación quedó consignada en el expediente del juicio contra el general Francisco Quiroz Hermosillo, acusado de delitos contra la salud y lavado de dinero.

El tono conciliador que tuvo con ese sicario –que luego se convirtió en testigo protegido- es un rasgo de la personalidad de El Azul, uno de los fundadores de lo que hoy se conoce como el Cartel de Sinaloa y a quien se considera un negociador en las batallas entre las organizaciones dedicadas al tráfico de drogas en México.

Policías que lo investigaron, periodistas y académicos coinciden en que el actual mapa del tráfico de drogas en el país no sería posible sin la participación de este personaje, cuya filosofía parece contrastar con la violencia de esta actividad: las balas y el narcotráfico, decía, no se llevan.

Sin embargo, no es posible confirmar si El Azul sigue vivo y en funciones de mediador: el semanario “Río Doce” de Sinaloa publicó, el mes pasado, que Esparragoza Moreno murió por un infarto tras convalecer de un accidente automovilístico.

Desde entonces, la información nunca ha podido ser confirmada oficialmente. La Fiscalía o Procuraduría General de la República (PGR) dice que no tiene detalles suficientes para convalidar los datos del fallecimiento.

Mientras que algunos medios, como el semanario “Proceso”, han publicado que la Agencia Antidrogas de Estados Unidos, la DEA por sus siglas en inglés, considera que el capo efectivamente está muerto, y algunas versiones apuntan incluso a que su cuerpo fue incinerado.

El destino de El Azul es un misterio, como su vida.

Dejar un Comentario