San Luis Potosí SLP México, noviembre 17, 2017

Egresado de la UASLP presenta proyecto de concreto ecológico

El maestro Oscar Eliécer Ojeda Pérez, egresado de la Maestría en Metalurgia e Ingeniería de Materiales de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí, ha logrado diseñar un concreto a través de desechos de lana mineral, que basa su desarrollo en el beneficio de la sociedad y del planeta. “El objetivo de la investigación es acercar a la industria a una realidad bajo el concepto de ingeniería aplicada”.

El ingeniero civil egresado de la Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia (UPTC), y master por la UASLP, platicó que el proyecto inició cuando se dio la selección de un tema de tesis para la maestría.

Recordó que llegó a la México y a la UASLP para realizar estudios de posgrado y le llamo la atención el tema de la metalurgia e ingeniería de materiales, posteriormente, empezó a buscar algo relacionado con sus tesis y con el enfoque de profesión encaminado al concreto.

“Algo que me enseño la industria, es que cada día se consumen millones de metros cúbicos de concreto; es el segundo material más usado a nivel mundial, seguido del agua. Se consumen, alrededor de 25 billones de metros cúbicos de concreto en el mundo. No se ha pensado en alguna solución para que ese material consumido deje de ser dañino al medio ambiente por la generación de desechos industriales”.

Ojeda Pérez, manifestó que la idea nace para contribuir a convertir en un material socialmente responsable y se vincule la industria de la construcción con la sustentabilidad, “a través de la ciencia e ingeniería podemos llegar a nuevos materiales que sustituyan materias primas de los compuestos tradicionales del concreto”.

Como parte de su investigación, encontró que la mayor cantidad del contenido del concreto, son los agregados, que pueden ocupar hasta setenta por ciento del volumen, “nos centramos en ese punto, y posteriormente, di paso a la investigación, a la búsqueda de un material que pudiera sustituir estos compuestos (arena o grava)”.

Explicó que dentro de los materiales donde se buscó, se tuvo una premisa respecto a realizar una investigación cercana a la industria, es decir, una investigación que tomara un material de desecho para solucionar una problemática local, que es la generación de desechos puntuales de una industria, y para tratar que ese desecho pudiera ser utilizado por la industria de la producción de concreto”

“esto se logra a través de la elección de un material que, por sí solo, sin procesamiento pueda ser utilizado en este tipo de compuestos en base a cemento como el concreto. Se realizaron las investigaciones sobre el material elegido, que es un desecho producido en la industria de lanas minerales (telas producidas a través de fundición de rocas volcánicas), después de un proceso se transforman en hilos. Encontramos que este material se parecía a la arena (agregado fino para la elaboración de concreto).

Según estadísticas para el año 2019, en países como Japón que representan la fuente natural de la producción de arena estará escaseando, por lo que se está volviendo una problemática conseguir agregados de buena calidad.

Por último, Oscar Eliécer Ojeda Pérez, agregó: “estos materiales que sustituyen los compuestos tradicionales naturales por residuos industriales, los llaman concretos verdes por servir para disponer de residuos industriales sin utilidad, reciclarlos y aplicarlos dentro de un material utilizado a nivel mundial, que es el concreto. Podemos hablar de una creación de un concreto verde o concreto sustentable”.

El proyecto de “concreto verde” se desarrolló en el Laboratorio de Deterioro de Materiales del Instituto de Metalurgia de la UASLP. Luego de obtener este conocimiento, la idea es escalar hacia un prototipo comercial y buscar apoyo de la industria.

Dejar un Comentario