San Luis Potosí SLP México, enero 18, 2018

Comienza el recuento de los daños en la Biblioteca Iberoamericana

Mucho hollín y sin lapso definido para acabar las obras de restauración y limpieza. Así empieza el año en la Biblioteca Iberoamericana Octavio Paz de la Universidad de Guadalajara, tras el incendio que ocurrió el pasado 29 de diciembre. El inmueble se encuentra justo a la salida de la Estación de Tren Ligero Plaza Universidad, en el primer cuadro de Guadalajara.

El pasado 5 de enero, personal del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), visitó la biblioteca con el propósito de programar los trabajos de restauración. La primer valoración del conjunto de murales, denominados “Olimpo House”, apuntó a que no hubo afectaciones mayores a la obra pictórica.

Sin embargo, Jacobo García Cruz, restaurador del Centro Nacional Conservación y Registro del Patrimonio Artístico Mueble (Cencropam) del INBA, señaló tras valorar los murales que se encontró acumulación de hollín a raíz del incendio provocado. Eso sí, no se afectó de manera grave los aplanados la película de color de las obras.

La administradora de la Biblioteca Iberoamericana, Luz Elena Martínez, señaló que aún desconocen quien realizará los trabajos en los murales dañados, así como el origen de los recursos para dicha obra

Lo que viene

Luz Elena Martínez, administradora de la biblioteca, señaló en entrevista con este medio que falta tiempo para saber cuánto tiempo durará exactamente la restauración.

“Se necesita hacer un diagnóstico muy puntual de los murales. Es necesario un estudio profesional, que se monten los andamios adecuados y se revisen palmo por palmo. Mientras no se tenga este diagnóstico es aventurado decir qué se le tiene que hacer al mural, aunque es indispensable la limpieza, porque todo el hollín que produjo el incendio se depositó por todos lados, incluyendo los murales. Mínimo se necesitará eso”.

“En cuanto a presupuesto y tiempos —agregó—, todavía no se puede adelantar nada hasta que se haga un diagnóstico de qué se necesita hacer para limpiarlos”.

La funcionaria anotó que “acabo de hablar con personas de la Escuela de Conservación y Restauración de Occidente (ECRO), que son los que más saben. Vino el arquitecto Alejando Canales (director general) con dos personas de la escuela y le dieron una ojeada, para ver el panorama que tenemos”.

Mediante un comunicado, la Universidad de Guadalajara señaló que también habrá coordinación con el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) para los trabajos de restauración y mantenimiento en el exterior, particularmente de la azotea y las canteras. Cabe destacar que estas labores ya estaban programadas antes del incidente.

Dejar un Comentario