HomeTECNOLOGÍACada vez tenemos más enfermedades y la explicación no está en la genética, sino en nuestras casas

Cada vez tenemos más enfermedades y la explicación no está en la genética, sino en nuestras casas

Cada vez tenemos más enfermedades y la explicación no está en la genética, sino en nuestras casas

Dentro del cuerpo humano habita un vasto universo de vida microscópica: millones de bacterias coexisten y dan forma a lo que conocemos como el microbioma. Estos diminitos inquilinos desempeñan un papel fundamental para nuestro bienestar, formando parte activa desde el funcionamiento del sistema inmunológico hasta la digestión. Pero, ¿qué tan íntima es la conexión entre microbioma y las diferentes personas que viven en un mismo lugar?

Un reciente estudio, publicado en Nature, reveló que la transmisión de bacterias entre personas que habitan el mismo hogar es más relevante de lo que se piensa. Esto tiene implicaciones en la salud humana, algo descubierto intentando encontrar cómo migran estas minúsculas comunidades de microorganismos de persona a persona.

El microbioma no es completamente único

El microbioma que habita dentro de nuestros cuerpos desempeña un papel crucial para la salud. La reciente publicación realizada por investigadores de la Universidad de Trenoto, Italia, revela que los microbiomas no son únicos para cada individuo, sino que hasta un tercio de los microorganismos que la forman pude compartirse entre personas que conviven mucho tiempo.

Los investigadores analizaron cerca de 10,000 muestras de saliva y heces de 5,000 participantes de 20 países alrededor del globo. Este enfoque permitió representar una buena diversidad de personas y estilos de vida, algo esencial para identificar patrones de transmisión del microbioma de persona a persona. Se descubrió que las personas que cohabitan en un mismo lugar comparten el 32% del microbioma oral y hasta el 12% del microbioma intestinal.

Microbioma 01

Esto revela hallazgos muy interesantes sobre la importancia de los microorganismos en la salud humana y nuestro comportamiento. La transmisión de microbioma ocurre de dos maneras fundamentales: transmisión horizontal y transmisión vertical. La primera de ellas ocurre entre individuos que conviven y se presenta de manera significativa tanto en el microbioma oral como el intestinal, mientras que el segundo tiene que ver con el parentesco genético.

Según la investigación, las madres transmiten a los hijos su microbioma, alcanzando un punto máximo en el que comparten hasta el 35% del microbioma intestinal. Este porcentaje tiende a diminuir al paso de los años, y decae aún más cuando los hijos no habitan con los padres.

Algo similar sucede con los gemelos. Aunque estos no comparten el mismo espacio, pueden tener hasta un 8% de microbioma intestinal en común. La dinámica de los gemelos es interesante, demostrando una conexión en el microbioma incluso cuando no hay convivencia directa, añadiendo factores de importancia para el estudio de este tipo de hermanos.

Fundamentos para entender mejor la salud en todos sus niveles

Microbioma 01 1

Sin embargo, aún queda mucho por entender para poder tener un esquema general de cómo funciona exactamente el proceso de transmisión. Los científicos hacen hincapié en investigar bacterias poco conocidas, es decir, aquellas que nunca han sido cultivadas en laboratorio pues podrían tener un impacto hasta ahora no conocido en nuestro cuerpo. Mireia Valles, autora del estudio, destaca que este tipo de investigaciones nos permiten entender más sobre los ecosistemas microbianos, vinculados estrechamente con la salud y bienestar humana.

Es fundamental comprender mejor cómo impacta el microbioma gastrointestinal a nuestra salud, ya que ciertas bacterias podrían tener consecuencias negativas bajo circunstancias específicas, pues enfermedades consideradas “no infecciosas” con anterioridad podrían estar relacionadas con el ecosistema bacteriano humano. Esto podría vincularse hasta con diversos tipos de cáncer y afectaciones a la salud mental.

Se destaca además que, actualmente, las enfermedades crónicas no transmisibles representan la principal causa de mortalidad en el mundo. Comprender el microbioma humano y su transmisión podría ser esencial para abordar ese tipo de enfermedades, así como para mejorar la calidad de vida y entendimiento de la dinámica entre individuos.

Este estudio no es poca cosa. Más de alguno habrá notado cambios en su sistema gastrointestinal cuando comienza a convivir con una pareja nueva. Hay estudios que revelan la cantidad de bacteria que puede transferirse de una persona a otra solo con un beso boca-boca. Según lo reportado en Sciencehasta 80 millones de microorganismos pueden transmitirse. Por lo que es algo que convive con nosotros en el día a día, hace falta investigar más a profundidad este tema para encontrar nuevos hallazgos que puedan ser útiles para nuestro entendimiento de la salud humana.

Compartir con
Valora esta nota
Author

editor@kripton.mx

Sin comentarios

Dejar un comentario